Si bien la pareja niega rotundamente haber adquirido el mismo , indicando que solo pagaron los costos del embarazo, de acuerdo a informes brindados por medios europeos se abonaron entre 5 mil y 10 mil euros por la transacción.

El Consejo para la protección de menores, del Ministerio de Justicia holandés explicó en su informe que “la claridad acerca de su historia familiar es de fundamental importancia para el crecimiento de un niño, ocultar su verdadera identidad es dañino”, tema que en Argentina tenemos muy en claro por los conocidos casos de robo y tráficos de bebes perpetrados durante la última dictadura militar.

LEÉR MÁS  Docentes universitarios paran este martes y miércoles
Compartir
Artículo anteriorRegistrados
Artículo siguienteGolpistas no!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here