El potencial turístico de Valle Grande puede sumar un actor de mucho peso a partir de la puesta en marcha del complejo recreativo, que se encuentra sobre el Cañón del Atuel, y que por superficie puede concentrar un desarrollo muy importante. Es que se trata de un predio de 23 hectáreas, una extensión mucho más grande que la gran mayoría de los emprendimientos del valle, mientras que las áreas cubiertas que se licitan son 1747 metros cuadrados, con 15 cabañas existentes y un salón de usos múltiples con diferentes destinos posibles, restaurante, proveeduría o amenities.

Valle Grande tiene una nutrida oferta en la zona ribereña del Atuel, constituida por infinidad de complejos de cabañas, ofertas gastronómicas, lugares para la práctica de actividades acuáticas y deporte aventura, que conforman una franja de varios kilómetros.

LEÉR MÁS  Temporada de verano: los posibles cambios que evalúan aplicar en el cruce a Chile

Pero lo relevante del nuevo lugar es que abre el circuito de lo que es propiamente el camino del Cañón, con otras vistas, la enormidad del embalse frente a sí y la montaña a sus espaldas, lo que le permitiría transformarse en un centro de veraneo de otro tipo, más parecido a lo que funciona en el dique Los Reyunos.

A mediados de febrero se conoció la decisión de ofrecer a licitación pública nacional este lugar, sobre el camino del Cañón del Atuel, en concesión para explotación turística. Ayer, finalmente, comenzó la venta de pliegos para los oferentes de este nuevo desarrollo que aportará para el crecimiento de este destino turístico. La resolución del Ministerio de Obras Públicas señala un precio del pliego de bases y condiciones de 2.500 pesos, en venta en el octavo piso de la Casa de Gobierno provincial y la apertura de las ofertas será el 11 de mayo a las 12.

LEÉR MÁS  Nuevo parte oficial por el submarino desaparecido

Aún se desconocen, en consecuencia, los requisitos puntuales del pliego y las posibilidades de intervención de los adjudicatarios sobre el predio, que de por sí ya cuenta con un gran arbolado y cierta infraestructura. Pero lo que resalta es el potencial, y la posibilidad de inaugurar la expansión del turismo a los espacios aledaños al perilago.

Sin dudas que no alcanzará por si solo para configurar un nuevo centro de veraneo. Habrá que pensar en mejoras de infraestructura, como caminos y accesos, resolver de una vez los problemas de conectividad, que impiden entre otras cosas que en muchos lugares, por ejemplo, puedan funcionar los posnet y atender medios de pago como tarjetas de débito y crédito, puntos que siguen siendo deficitarios en la oferta turística del departamento.

LEÉR MÁS  "La misma iglesia que mantiene el Estado argentino es la que no ayuda"

De acuerdo a la cantidad de oferentes podrá verse realmente cuál es el potencial que los propios inversores del sector le ven a esta parte del Valle Grande, pero a priori, se presenta como uno de los espacios más tentadores, para que San Rafael siga creciendo en la industria sin chimeneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here