La Universidad Nacional de Cuyo lanzó el programa de becas para nuevos alumnos. Con más de 3000 alumnos integrados, los beneficios se extienden desde aportes de dinero hasta servicios gratuitos como alimentos, residencias y jardines maternales. Desde hace un año se sumó un programa para favorecer a quienes se encuentran en la etapa final de su carrera, pero tuvieron que dejar por su situación económica desfavorable.

Las inscripciones para los ingresantes se extenderán entre el 14 y el 25 de septiembre, e incluyen becas que ofrecen tanto dinero en efectivo como ayuda complementaria.

Dentro del primer grupo, se destacan las BIPU (Beca de Ingreso y Permanencia Universitaria), con un importe mensual de $2500. Le siguen otras ayudas económicas y aportes para pueblos originarios por un monto de $600, para fines diversos. Los programas se complementan con otros servicios gratuitos para asistir al comedor universitario, las residencias y los jardines maternales para niños menores de cuatro años.

LEÉR MÁS  Rescatistas estadounidenses llegan al país para buscar el ARA San Juan

Graciela Cousinet, secretaria de Bienestar Universitario, explicó a Diario Vox que si bien son programas fijos, “también existe un margen de flexibilidad para atender casos especiales”. “Este año nos tocó la situación de una madre con niños mayores de cuatro años que no tenía dónde dejarlos en cuidado para poder cursar”, explica y añade que “después de analizar el caso, la Universidad le dio el dinero que necesitaba para poder pagar a alguien que los cuidara”.

Desde este año cuenta además con una nueva beca de “promoción de egreso”, destinada a todos aquellos estudiantes avanzados, que no pueden completar sus estudios por no contar con los medios económicos suficientes. “No es una beca de terminalidad universal, sino que está enfocada a quienes les falta hasta el 30% de las materias, poseen buenas calificaciones y necesitan de un dinero fijo para poder mantenerse”, señala Cousinet.

LEÉR MÁS  Apuestan al mejor clima para intensificar los rastrillajes del submarino

Hasta el momento, unos 70 jóvenes han podido acceder a una ayuda mensual de $2700, que les permite solventar los gastos necesarios para comprometerse con el estudio y no tener que ocupar tiempo en un trabajo.

De Trujillo a Mendoza

Una de las estudiantes que recibió la beca fue Marilyn Gil García, que alcanzó el título de asistente dental en la Facultad de Odontología. La joven de 22 años, llegó desde la localidad peruana de Trujillo hace tres años junto a su madre y sus dos hermanos, para iniciar una “nueva vida” en Mendoza.

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

Sin conocer a nadie, Marilyn inició su camino académico en la UNCuyo, cumpliendo su sueño de poder estudiar Odontología, una carrera que es muy cara en Perú y que su situación económica familiar no les permitía afrontar.

“Fue gracias a una amiga que me enteré de esta beca y pude llenar los formularios necesarios para acceder”, confiesa la joven y añade que “gracias a esta ayuda pude obtener mi título”. “Ahora lo quiero es seguir creciendo y recibirme de odontóloga”, dice Marilyn, que apuesta a seguir creciendo académicamente y desempeñarse profesionalmente en la provincia.

Fuente: DiarioVox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here