Una testigo clave de la muerte de Natacha Jaitt rompió el silencio

Luana Micaela Monsalvo (19 años) aseguró que en ese encuentro había drogas, entre ellas LSD, pero no vio cocaína.

La única mujer de los cinco testigos que estaban en el salón de fiestas “Xanadú” en el que murió la actriz y modelo Natacha Jaitt el sábado pasado, rompió el silencio y confesó que huyó del lugar porque estaba asustada.

Luana Micaela Monsalvo, de 19 años, declaró en Telenoche que entró en pánico al ver enterarse de que la conductora estaba desvanecida: «Yo estaba asustada y no entendía nada, entonces salí corriendo».

Luego, Monsalvo entró en detalles: «Yo estaba arriba en una de las habitaciones cuando vino ‘Voltio’ (en referencia a Gustavo Bartolini) y me empezó a llamar desesperadamente. Me decía ‘dale, dale, vamos que la chica se descompuso y no quiero que te metas en quilombo'».

LEÉR MÁS  Funcionarios del Servicio de Control de Inmigración de EEUU salen a buscar indocumentados

sa noche la joven había sido invitada por uno de los hombres que participó del encuentro donde le presentaron a Jaitt, a quien hasta ese momento no conocía, aseguró.
La chica de 19 años declaró esa misma tarde como testigo ante la justicia, tras ser encontrada por los investigadores que llevaron el caso.

Monsalvo argumentó en ese momento que en el encuentro había drogas, entre ellas LSD, que consumió al igual que Jaitt, pero dijo que no vio que hubiera cocaína.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here