Una niña de siete años mandó una carta a la marca de juguetes Lego pidiendo que se fabricasen más figuras de Lego “chica” realizando actividades lúdicas, y no sólo sentadas en casa, cuidando a los niños o de compras.

Parece que las míticas figuras de Lego no se han adaptado a nuestros tiempos y siguen mostrando una imagen de la mujer anticuada, haciendo crecer este estereotipo entre los más pequeños. Mientras las figuras de Lego masculinas realizan todo tipo de actividades y empleos, las femeninas van de compras, cocinan y duermen.

LEÉR MÁS  Mendoza amaneció paralizada: Sin transporte público ni otros servicios

La curiosa carta muestra cómo incluso la inocente visión de un niño se percata de la gran diferencia que muchos parecen querer introducir entre hombres y mujeres.

Esperemos que esta carta ayude a muchos a abrir los ojos y a ver el mundo desde una visión más abierta, moderna y de igualdad.

Fuente: Marketing Directo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here