Los belgas ya tienen un argumento más para presumir de cerveza frente a sus vecinos alemanes y holandeses. O por lo menos, de cajas del líquido elemento. Ni más ni menos que 33.000 han sido necesarias para construir una impresionante estructura en el centro de Bruselas.

 

El motivo es la celebración del quincuagésimo aniversario de la Exposición Universal de 1958. En aquella ocasión también se levantó una original construcción que se ha convertido en todo un emblema de la capital belga. Hablamos del célebre Atomium, una estructura de 103 metros de altura en acero y aluminio, que representa un cristal de hierro y que actualmente alberga un museo.

LEÉR MÁS  La Armada confirmó que hubo "una explosión" en el submarino

Precisamente por encargo del propio ASBL Atomium , y muy cerquita de él, un grupo de cuatro arquitectos conocidos por sus siglas SHSH (Shizuka Hariu, Shin Bogdan Hagiwara, Thierry Decuypere, Jorn Aram Bihain), han levantado una impresionante catedral de cajas recicladas de cerveza que supone todo un desafío arquitectónico y un toque de atención a la conciencia medioambiental de la sociedad.

LEÉR MÁS  Cuatro años de prisión para Fariña por la compra de un campo en Mendoza

Según los arquitectos, los cajones de plástico que contenían las cervezas, resultaban «ladrillos» idóneos, y facilitaban el diseño de características comunes a otras grandes construcciones, como columnas, arcos y cúpulas, que combinadas entre sí crean un ambiente interior enorme y enigmático.

La ya conocida como «catedral de la cerveza» no pasa desapercibida para ningún visitante y puede que con el tiempo hasta se convierta en la meca del zumo de cebada. La eterna y retórica pregunta será ¿qué hicieron con los 792.000 botellines de cerveza que había en las cajas?

LEÉR MÁS  “Nos dijeron que explotó. Ya nos confirmaron que están todos muertos”

fuente: Gizmodo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here