Una beba de cinco meses debió ser internada en un hospital de Córdoba debido a un extraño cuadro de somnolencia que terminó siendo producto de una intoxicación. Como comprobaron luego los médicos, la niña había consumido indirectamente marihuana a través de la teta de su mamá.

Aunque recién trascendió ayer, el caso ocurrió el viernes cuando una mamá adolescente se presentó en la guardia del Hospital de Niños de Córdoba porque su beba no paraba de dormir.

La beba ingresó “por guardia acompañada de su madre, que tiene 13 años, y de su tío, que tiene 17. También su papá resultó ser menor de edad, ya que tiene 16. Aunque ambos fueron interrogados por los médicos para intentar establecer qué podía haber consumido la niña, fue por el análisis de orina que salió que era marihuana”, explicó Luciano Parietti, el director del Hospital.

LEÉR MÁS  Encontraron a un joven docente muerto en un departamento del centro

“Luego pudo determinarse que la marihuana llegó a la niña por la leche materna”, explicó el médico, quien dijo que no se halló ninguna otra droga en el organismo de la niña y descartó que pueda haber sufrido previamente una situación similar. “No había estado internada antes en este hospital ni tenemos conocimiento de que lo haya estado en otra institución”, aseguró.

Aunque ya el viernes mismo la beba se había recuperado del cuadro de somnolencia y se encontraba “muy bien”, los médicos recién pudieron darle el alta ayer luego de que así lo indicara el juez interviniente, contó el director del Hospital.

LEÉR MÁS  Dujovne ya le puso techo a la paritaria 2018: "debería ser 16,6%"

“Se trata de casos cada vez mas frecuentes”, reconocieron ayer en el Centro Provincial de Toxicología que funciona en nuestra ciudad al ser consultados por este tipo de episodios.

“La leche materna es uno de los medios a través de los cuales el organismo elimina la sustancia activa de la marihuana. Y si bien su concentración en la leche es muy baja, la cantidad que alcanza en el organismo del bebé puede terminar resultando alta si se considera que se trata muchas veces de su principal o única fuente de alimentación”, explicó la doctora Ana María Girardelli, su directora.

“Si bien no llega a poner en riesgo la vida del bebé, el consumo regular de marihuana ya sea durante la lactancia como durante la gestación le produce un daño de por vida en su sistema nervioso central. Puede que sus efectos no se vean en los primeros dos años, pero se hacen evidentes cuando esos chicos llegan a la edad del jardín de infantes y empieza a ponerse en juego su desarrollo intelectual: suelen tener dificultades de aprendizaje, problemas de memoria y falta de concentración”, detalló la especialista local.

LEÉR MÁS  Vió un video de su novio con otra y se mató

Durante la lactancia, el consumo por parte de la madre tanto de marihuana como de alcohol puede afectar el desarrollo cognitivo del bebé. Para más información se puede consultar a la línea de atención telefónica del Centro Provincial de Toxicologia: 0800-229911

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here