El fármaco en cuestión, llamado liraglútido, es el primero de un nuevo tipo de agentes contra la obesidad que imitan la acción de una hormona presente en el aparato digestivo y que reduce el hambre.

 

”Esa hormona le dice al cuerpo que produzca más insulina y al cerebro que deje de comer. Es una hormona de la saciedad que produce el organismo de forma natural, y el único problema es que se elimina por la corriente sanguínea en cuestión de minutos”, según el profesor Arne Astrup, del departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Copenhague.

Notas relacionadas

LEÉR MÁS  Temporada de verano: los posibles cambios que evalúan aplicar en el cruce a Chile

{loadposition user11}

 

El problema que presenta el medicamento y que podría limitar su uso es la extrema carestía y el elevado precio de coste: alrededor de 550 euros para seis meses en la dosis mínima.

 

En el último estudio participaron 564 pacientes adultos de 19 hospitales europeos que tenían un índice de masa corporal superior a 30 y a los que se sometió a una dieta diaria que contenía 500 calorías menos de las que necesitaban, combinada con ejercicios físicos.

LEÉR MÁS  Apuestan al mejor clima para intensificar los rastrillajes del submarino

 

El liraglútido, fabricado por los laboratorios Novo Nordisk, recibió este año la licencia de las autoridades sanitarias para el tratamiento de la diabetes. Las pruebas realizadas hasta el momento indican que tiene pocos efectos secundarios. Según el profesor Arne Astrup, los efectos secundarios se limitan a náuseas y vómitos en algunos pacientes, algo perfectamente controlable con solo reducir la dosis.

LEÉR MÁS  Rescatistas estadounidenses llegan al país para buscar el ARA San Juan

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here