La primera de estas disertaciones fue acerca del mercado de USA y un repaso por la evolución, crecimiento, segmentos de público consumidores, hasta una proyección a 5 y 10 años de lo que podrían crecer los ya famosos “Millennials” -el grupo o segmento de mayor crecimiento y consumo en los Estados Unidos-. La segunda conferencia fue acerca del mercado Chino, con gran cantidad de datos acerca de los principales drivers de compra, lo que el público espera, consume, y cómo los vinos de Chile pueden ganar participación de mercado en el futuro.

La segunda parte del seminario estuvo a cargo de Sebastián Yáñez, socio y Director de YG Design, agencia con base en Argentina, especializada en soluciones de consultoría de branding y packaging para la industria de bebidas, especialmente vinos.

La agencia, con clientes en más de 15 países, desarrolla proyectos para algunos de los más grandes grupos vitivinícolas del mundo, incluyendo a Concha y Toro (Chile/Argentina), Peñaflor (Argentina); Gruppo Italiano Vinni (Italia), por citar algunos.

Sebastián ofreció una exposición dividida en 3 secciones, en la primera de las cuales planteó algunas paradojas relacionadas a hechos, frases o temas que se conocen y se repiten no sólo en seminarios sino también que son realidades que enfrentan las viñas en el día a día. Luego presentó, como parte de una de estas paradojas, dos grupos/segmentos de consumidores que en general quedan “olvidados” detrás de los Millennials, que son ”las mujeres” y los “boomers” (o mayores de 50 años) y dio una dinámica explicación acerca de por qué no había que dejar de lado a ambos segmentos.

A continuación hizo un breve repaso por la transición que se está viviendo desde la actual era Analógica hasta la también actual era digital, la cual permite y permitirá hacer cosas que hasta hace poco parecían impensadas y sin embargo cada vez más se convierten en realidades.

El cambio fundamental que planteó en este sentido, fue que, mientras en la era analógica se produjo y profundizó en la fabricación en serie, en la era digital se tiende a una customización automatizada -es decir, no artesanal- en la fabricación de las cosas. Relación que el expositor llevó al mundo del vino, preguntando a los asistentes “no será que esta customización es lo que demanda el mercado mundial? Darle al consumidor de Rusia un producto con cierto estilo, con cierta imagen, etc; mientras que al consumidor de USA uno diferente y adaptado a sus necesidades y demandas; lo mismo con otros grandes mercados.

Como final de la primera parte, Sebastián habló sobre las realidades de la industria en relación al negocio de las etiquetas privadas y presentó un innovador servicio de etiquetas ”readymade”, desarrollado por YG Design para dar solución rápida y a un costo competitivo, de manera que las energías y esfuerzos de los equipos de marketing no se diluyan en la generación de este tipo de productos y que, en su lugar, puedan dedicarse más completamente al desarrollo y crecimiento de las marcas ”core” de cada empresa.

La segunda parte de la presentación de Yáñez, hizo un repaso de “lo que se vio en las ferias internacionales de Prowein y Vinexpo”, en relación a “la identidad país” que se ve a través del diseño de las etiquetas. En ese repaso, además de mostrar ejemplos que destacaban por alguna razón, volvió a marcar la “caída de barreras” en términos de lo similares que son algunos estilos, lo cual hace que sea muy difícil distinguir de dónde es un producto sólo a juzgar por el estilo de su diseño.
Finalmente, ofreció “tips” para intentar una receta para el éxito de una marca, haciendo hincapié en la generación de un buen brief (para el cual punteó los principales temas que debiera contener) para encarar un proyecto de manera estratégica, profesional y con posibilidades de éxito.

Al finalizar, dejó una breve reflexión a los presentes: “todos buscamos conquistar el mundo: ustedes con sus productos, nosotros con nuestros servicios y también con el trabajo que desarrollamos para ustedes… pero sabemos que los recursos son escasos -no sólo económicos, sino fundamentalmente, de tiempo y humanos-, por lo tanto, no olviden que las palabras INSTANTÁNEO (aún en 2015) y las palabras “EXCELENCIA”, “CREATIVIDAD”, “PENSADO/REFLEXIONADO” son incongruentes” -citando palabras de Tom Peters, reconocido orador y escritor estadounidense.

Una vez más, YG Design fue protagonista de un importante evento para la industria del vino, ofreciendo valor no sólo desde el desarrollo de proyectos para sus clientes -algunos de los cuales han sido multipremiados internacionalmente-, sino también desde el compartir experiencias y dar una mirada diferente, obligando a “hacer una pausa” y pensar hacia dónde irá la estrategia de cada marca, teniendo en cuenta los rápidos cambios que marcan la evolución de los mercados.

Para más información acerca de YG Design, productos, servicios o capacitaciones, favor contactarse a info@yg-d.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here