”Ya hace cuatro años que vengo estudiando y está bueno aprender porque si uno no aprende, no sabe qué número es, qué letra es y ahora me doy cuenta”, contó Calfuqueo desde su casa situada en el Paraje Aucapan Abajo, Comunidad Mapuche Linares a 80 kilómetros de Junín de los Andes.

Calfuqueo dijo que en el paraje ”somos seis personas que nos juntamos para estudiar, pero a veces no estamos todos, porque la gente a veces se queda a cuidar los animales, o a picar y buscar leña. Yo no falto nunca”.

LEÉR MÁS  Vió un video de su novio con otra y se mató

”El hombre es un ejemplo para su nietito Cristian, porque sin decir nada, demuestra que se puede estudiar a pesar de los años y es un ejemplo para su hija Laura que también está tomando clases en el semipresencial”, aseguró Silvia Schell, su maestra.

Precisó además que ”Wenceslao ya escribe al dictado lento pero no cualquier frase, sino la que él quiere, la que tiene que ver con su vida. Por ejemplo, la vez pasada, escribió: ”Voy a recorrer el campo a caballo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here