Mauricio Macri designó al frente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) a Javier Ibañez, un ex funcionario del Gobierno de la Ciudad, quién cuando ocurrieron los hechos de violencia era el jefe de la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

En este marco fue denunciado por la falta de controles en la Ciudad dado que durante su gestión ocurrió el derrumbe del boliche Beara pero a quién se lo responsabilizó fue al funcionario Martín Farrell.

En el matutino Página 12 señalan que Javier Miglino, abogado de la ONG Defendamos Buenos Aires, explicó: “La Agencia Gubernamental de Control la comanda un muchacho que se llama Javier Ibañez, que es barrabrava de Atlanta. Tenemos una foto de él en el sitio de Defendamos Buenos Aires donde está con un cinto en mano peleándose en una tribuna en el partido ante Chacarita. Ese muchacho tiene que irse de la Agencia Gubernamental de Control. Tenemos muertos en el derrumbe de Bartolomé Mitre, muertos en Beara (por el boliche de Palermo), muertos en Orión (por el gimnasio de Urquiza), después sale Mauricio Macri a enviar condolencias por Twitter. Macri es un caradura”.

Ibañez sostuvo su cargo en la AGC hasta diciembre de 2012, después paso al Teatro Colón y luego al Ministerio de Modernización, en donde ejerció como jefe de Gabinete. También fue asesor de Gabriela Michetti, durante la campaña y ahora paso a dirigir el INTI. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here