De esta manera, se aprovecharía la capacidad que tienen las nubes de rebotar hacia el espacio parte de la energía que reciben del sol y así bajar la temperatura de las aguas del mar.

 

Cargadas con más gotas de agua, las nubes aumentarían su poder de refracción de tal manera que ”se podría contrarrestar el efecto de las emisiones de dióxido de carbono”, le explicó Stephen Salter a BBC Mundo.

LEÉR MÁS  Hinchas argentinos despidieron a los jugadores con escupidas e insultos

 

”Para revertir el daño causado por las emisiones –agregó-, se necesitan lanzar en todo el mundo y de forma constante entre 8 y 9 metros cúbicos de gotas de agua por segundo”.

 

De acuerdo a los cálculos realizados por los especialistas, se necesitarían unos 300 barcos circulando por los océanos para obtener ese efecto. El primer prototipo de la nave estaría listo dentro de cinco años.

LEÉR MÁS  ¿Una vendetta de Israel?

 

El proyecto, que se viene desarrollando desde hace una década, será declarado como una de las iniciativas más promisorias de la ingeniería por la Royal Society y cuenta con el apoyo del Centro del Consenso de Copenhague (CCC), que se dedica a asesorar a los gobiernos sobre cómo gastar el dinero en proyectos de ayuda.

LEÉR MÁS  Transportes escolares: Ahora no podrán tener más de diez años de antigüedad

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here