Cecilia Osorio
osorio.cecilia@diariouno.net.ar

Entre 2013 y lo que va de 2014, 169 víctimas de trata fueron rescatadas en Mendoza cuando eran sometidas a situaciones de explotación sexual (71 del total) o laboral (98 del total). La cifra significa el 2,5% de la cantidad de casos en el país (6.604) y representa unas 9 personas por mes en estas tierras, si se consideran los 18 meses de ese período.

La información fue aportada por la Subsecretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Desarrollo Social, donde informaron que la Justicia Federal con sede en la provincia abrió 39 causas judiciales al respecto.

Las acciones surgieron según lo establecido por la ley Nº26.364, de 2008, algunos de cuyos conceptos fueron modificados en 2012 por la Nº26.842. Principalmente, en el apartado de delitos contra la libertad, esta norma sustituyó el artículo 145 bis del Código Penal por el siguiente: “El que promoviere o facilitare la prostitución de una persona será penado con prisión de cuatro a seis años de prisión, aunque mediare el consentimiento de la víctima”.

No hay consentimiento
“Nadie puede consentir ser explotado y eso es lo que se incorporó a la legislación que, antes de estas modificaciones, establecía que si había consentimiento no se trataba de un delito. Con el tiempo y los casos, se comprendió que muchas veces no se llegaba a una condena porque las mujeres víctimas, como estaban bajo amenaza, aseguraban ante la Justicia que habían permitido y aprobado la situación”, explicó sobre los cambios el director de Protección de Derechos Humanos, Emilio Báez, quien añadió que además se elevaron los mínimos de la pena por este delito.

LEÉR MÁS  Capacitaron a médicos mendocinos sobre aborto legal

Hubo hasta el momento cuatro condenas en Mendoza: dos para personas que regenteaban prostíbulos, otra contra un empresario que explotaba a trabajadores agrícolas y una tercera contra un salteño que trajo a esta provincia a una joven con el objetivo de abusar de ella y obligarla a realizar distintos trabajos.

Devolver los derechos
Son más las causas por explotación sexual que laboral, pero hay más personas involucradas en este último tipo de sometimiento.

Lo muestra que de los 39 expedientes por trata de personas que se abrieron en Mendoza, 31 son por explotación sexual y 8 laboral, pero en estas estaba el “58% de los 169 rescatados” encontrados en fincas a las que llegan trasladados de otras ciudades para trabajar en condiciones de total hacinamiento. El Valle de Uco lidera las zonas donde se detectaron estas prácticas.

Báez explicó cómo se concreta la restitución de derechos, una vez que se encuentra a la víctima, tarea más compleja cuando los damnificados provienen de otras provincias: “Se inicia el trámite del DNI con una abogada, ofrecemos cobertura de Salud en el hospital Lencinas (que tiene un médico especialista en este tipo de víctimas) y si la persona lo requiere, la contactamos con algún familiar”.

LEÉR MÁS  Falleció Margarita Guerrero de Barrera Oro, referente mendocina de Madres de Plaza de Mayo

En este sentido, el consentimiento es importante para respetar el derecho a la libertad de la persona que fue sometida anteriormente contra su voluntad. El funcionario añadió que otro aspecto complejo de la restitución es el hallazgo de una salida laboral para quien atravesó esa situación.

En Mendoza, a 4 personas (de las 169 rescatadas) se les consiguió un puesto de trabajo a través de la Fundación María de los Ángeles, que conduce Susana Trimarco, mamá de Marita Verón.

Hechos con condenas

?Explotación sexual

Primer fallo: en mayo de 2011 condenaron a 2, 4 y 5 años de prisión a 4 personas por haber obligado a seis mujeres a trabajar como prostitutas en un cabaret de San Rafael llamado Flash Dance, que funcionaba en la calle Videla Correa de ese departamento.
Fue Nélida Florentina Carrizo quien mereció la mayor sanción, por ser la dueña del prostíbulo y a quien se acusó de buscar trabajadoras sexuales en el norte del país.
Su cómplice era el remisero Omar Barrera, quien le cobraba $300 por cada chica trasladada.

segundo fallo: en setiembre de 2013 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 condenó por el delito de trata de personas y promoción de la prostitución de menores a Claudio Gerardo Correa (10 años de prisión) y Pablo Felipe Alexis Oyola (5 años de prisión), quienes tenían un local en la calle Salta 1487, donde recibían a mujeres, algunas menores de edad, que explotaban sexualmente bajo amenazas.

LEÉR MÁS  Capacitaron a médicos mendocinos sobre aborto legal

?Explotación laboral

Cuatro años: en marzo de 2014, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 condenó al empresario mendocino Raúl Comeglio a cuatro años de prisión por trata laboral. Mantenía en condiciones deplorables de trabajo a más de quince trabajadores rurales tucumanos, a los que dejó abandonados en una finca de Rivadavia.
Entre estas 20 personas había cinco menores de 1 a 12 años, quienes fueron encontrados en mayo de 2012 hacinados, sin comida ni dinero para subsistir y durmiendo desde febrero prácticamente a la intemperie. Habían llegado a la provincia a comienzos de la temporada para cosechar en una finca ubicada en el distrito La Central.

?Explotación sexual y esclavitud

Doble explotación: el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 1 condenó en junio a 8 años de prisión a un ciudadano salteño que explotó sexual y laboralmente a una adolescente, a la que mantuvo en condiciones de esclavitud.

Gustavo Agüero, alias El Mecha, captó a la chica en Salta y la obligó a prostituirse en un local que allí regenteaba su madre.

Después, trajo a la víctima a Mendoza. Aquí, la tuvo encerrada, sin comida y abusando de ella en distintas ocasiones.

También la forzó a realizar trabajos agrícolas.

La joven denunció lo que le ocurría a una persona que estaba en un baño de la terminal de Mendoza, durante un descuido del sujeto y así pudo ser rescatada y su verdugo fue atrapado y condenado.

Fuente: DiarioUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here