La filial local de la automotriz alemana Mercedes-Benz comenzará a producir un nuevo modelo de camioneta mediana para transportar pasajeros y carga en su planta de la localidad bonaerense de Virrey del Pino (La Matanza), un proyecto global que demandará $800 millones.

El nuevo modelo, que empezará a fabricarse en 2015 en el complejo Juan Manuel Fangio, reemplazará al modelo Vito, que en la actualidad se produce en España.

Además, en un encuentro que tuvo ayer por la tarde con la presidenta Cristina Fernández en la Casa Rosada, Dieter Zetsche, CEO de Daimler AG (casa matriz de Mercedes-Benz), formalizó también el comienzo de la fabricación, en el primer semestre del año que viene, de cinco nuevos modelos de camiones –Atron 1624 y Atron 1634– y chasis de buses.

Este proyecto, que demandará el 10% de la inversión total del proyecto industrial, servirá para que la automotriz duplique el volumen actual de fabricación de su línea de camiones y chasis.

El plan de inversiones incluye también un ambicioso programa de desarrollo de proveedores locales para los nuevos productos y para la actual línea de los vehículos fabricados en la Argentina, similar al que la empresa implementa para fabricar el modelo de camionetas Sprinter. La idea de la automotriz es sumar la mayor cantidad posible de partes locales.

LEÉR MÁS  Pronostican una ola de calor que afectará a los mendocinos

Empleo. Zetsche explicó que ”para la producción de los nuevos modelos, Daimler invertirá más de 170 millones de dólares destinados a la adecuación de su centro industrial y creará 850 nuevos puestos de trabajo que se suman a los 2.000 empleados del plantel actual de Mercedes-Benz Argentina. Estos números confirman una vez más que la empresa es ya el mayor fabricante de vehículos comerciales del país y uno de los principales empleadores de la región”.

La filial local, que el año pasado facturó $5.500 millones, espera duplicar la producción actual de vehículos de Virrey del Pino y llevarla de 17.000 unidades a más de 34.000 unidades.

La automotriz exporta a más de treinta países por un monto de u$s360 millones.

Coca-Cola FEMSA invierte u$s20 millones para ampliar la producción de gaseosas de su planta de Pompeya

La productora y distribuidora de bebidas Coca-Cola FEMSA invertirá, este año, unos u$s20 millones para aumentar su producción local de gaseosas y aguas saborizadas, entre las que se encuentra el portfolio de marcas de Coca-Cola Company, como Coca, Sprite y Fanta, además de los jugos y aguas como Cepita, Dasani y Aquarius.

La inyección de capitales se destinará a agregar una nueva línea de producción, la novena, en la planta Alcorta, que la embotelladora posee en el barrio de Pompeya. De este modo, la fábrica podrá sumarle a su producción de 1.000 millones de litros anuales, cerca de 72.000 botellas de bebidas por hora, ya que se trata de una línea de producción de última generación que permite realizar los procesos de etiquetado y llenado de envases de una manera más rápida y eficiente.

LEÉR MÁS  Vacaciones: Chile exige para circular en auto un seguro de USD 11

A su vez esta nueva incursión productiva le permitirá a la empresa incrementar el volumen de envases o presentaciones pequeñas que hoy son los formatos más demandados.

”Esta inversión confirma el compromiso de Coca-Cola FEMSA con Argentina, el primer territorio donde comenzamos nuestra expansión”, reafirmó José Castro, director de relaciones con inversiones de Coca-Cola FEMSA en un encuentro con periodistas en esta ciudad.

”Seguiremos trabajando de manera coordinada para generar valor económico y social de manera simultánea”, agregó el ejecutivo.

Así, la empresa que sigue liderando de la mano de Coca-Cola, el segmento de gaseosas atenderá la creciente demanda de este producto que pese a la caída del consumo no se ve resentido, aunque es requerido en presentaciones más pequeñas.

”Un elemento clave en el crecimiento de la empresa fue la búsqueda de innovación para servir más y mejor a nuestros consumidores, lo que nos permitió desarrollar competencias que permitan alcanzar un pleno potencial operativo”, indicó Castro.

LEÉR MÁS  Explotó una camioneta en cercanías del Congreso de la Nación

El cambio en el mix de presentaciones responde a un fenómeno actual en el cual los consumidores buscan encontrar variantes más económicas sin dejar a un lado el consumo de las primeras marcas.

Este desembolso se da al mismo tiempo en el que la marca argentina Cepita se une a la mexicana Del Valle –también del grupo Coca-Cola FEMSA– para unificarse y consolidarse en la región bajo el nombre Cepita Del Valle. De este modo, Del Valle comienza a poner un pie en el mercado local.

Empresa. FEMSA es la principal embotelladora de Coca-Cola en el país. Emplea a 3.800 personas y desde 1994 lleva invertidos más de u$s1.000 millones en la Argentina, de los cuales u$s25 millones fueron destinados a la construcción de un centro logístico dentro del predio que tiene el Mercado Central.

La firma opera en la ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y en la provincia de Buenos Aires, representando para la casa matriz originaria de México el 4% de la facturación total del grupo que es de u$s9.100 millones anuales.

Actualmente sus competidores en el mercado argentino son las embotelladoras Andina, Arca y Reginald Lee, que también trabajan para Coca-Cola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here