Los sismos ocurrieron a las 17.05 y a las 19 (hora local), con epicentro a cuatro kilómetros al este de esa localidad e intensidades de 4,4 y 5,2 grados en la escala Richter, respectivamente, y debido a la cantidad de muertos el segundo es el más grave sufrido por España en los últimos 50 años.

 

Las cuadrillas de emergencia entraban esta noche en cada uno de los edificios en busca de posibles víctimas, según informaron las agencias de noticias Ansa y DPA.

 

El primer sismo fue percibido en gran parte de la Región de Murcia, en especial en Cartagena, Águilas, Murcia, Mazarrón e inclusive en numerosos municipios de Albacete, Jaén y Almería, aunque en Lorca, donde viven unas 100 mil personas, causó sólo daños materiales.

 

Cuando sobrevino el segundo temblor -que fue seguido de varias réplicas- dos edificios se derrumbaron, muchos automóviles estacionados fueron aplastados, las calles y rutas se agrietaron y al menos diez personas fallecieron, la mayoría por aplastamiento.

LEÉR MÁS  El Papa almorzó con representantes de la comunidad Mapuche

 

Trozos de edificios, en especial de cornisas y tejados, se precipitaban sobre calles y veredas, mientras miles de personas abandonaban sus viviendas o lugares de trabajo y se concentraban en lugares abiertos, para no ser víctimas de los derrumbes y por pánico a un nuevo terremoto.

 

Los servicios de emergencias pidieron a los habitantes de Lorca que no entrasen a sus casas u otros edificios y se dirigieran a parques y plazas para evitar el peligro de los desprendimientos.

 

”Hemos notado un gran temblor, todo moviéndose y una pared resquebrajándose”, narró un médico de un hospital de Lorca, que tuvo que ser desalojado parcialmente, y otro vecino contó que ”mi mujer ha visto cómo caía la torre de la iglesia”.

 

”La situación es de caos y desastre generalizado”, declaró a esa agencia una fuente de la Delegación del Gobierno en Murcia, región considerada como la de mayor actividad sísmica de España, aunque los habitantes no recordaban hoy un sismo similar.

LEÉR MÁS  Francisco pidió perdón por los abusos sexuales en la Iglesia de Chile

 

El gobierno nacional movilizó hacia Lorca más de 300 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que trasladaron ayuda y se entregaron a las tareas de rescate y remoción de escombros.

 

Las autoridades de Lorca habilitaron el recinto ferial de la ciudad, con capacidad para unas 10 mil personas, para que los vecinos pasen allí la noche.

 

En tanto, las autoridades nacionales y locales actualizaban el número de decesos, según los datos que suministraban los equipos de emergencia.

 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, coordinaba con su gabinete el operativo montado desde el Ejecutivo nacional tras el terremoto, señalaban medios españoles.

 

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la de la titular de Defensa, Carme Chacón, llegaron a Murcia, para dirigirse a la zona del desastre.

LEÉR MÁS  El Papa en Temuco: “Hay que dejar de lado la lógica de que hay culturas superiores e inferiores”

 

El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, pidió ayuda a las ciudades más cercanas, en especial agua potable, alimentos, mantas y colchonetas, además de solicitar a la población local que restringiera el uso del teléfono, debido a que las líneas estaba colapsadas.

 

El terremoto de España coincide con una predicción hecha para hoy sobre un sismo en Roma, por el italiano Raffaelle Bendandi, un sismólogo autodidacta que predijo con cierta certeza varios movimientos telúricos en el siglo pasado.

 

Las predicciones de este hombre, que se basaban en el movimiento de los astros, tuvieron eco especialmente entre gente supersticiosa pero fueron desacreditadas por la comunidad científica, por no tener una base de este tipo.

 

No obstante, muchas personas abandonaron hoy Roma o se mantuvieron en lugares abiertos, con un ausentismo laboral del 18%.

 

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here