El operativo internacional de búsqueda del desaparecido “ARA San Juan” en aguas del Mar Argentino sumaba este lunes minisubmarinos capaces de operar en grandes profundidades, en momentos en que “la situación es extrema” al cumplirse doce días sin poder localizar a la nave.

“Lamentablemente no tenemos ninguna localización del submarino por el momento”, expresó capitán Enrique Balbi, vocero de la Armada, quien reconoció que “la situación es extrema”. Balbi confirmó que aún se piensa en la posibilidad de que haya una situación de los tripulantes en “supervivencia extrema” y dijo que hay “catorce embarcaciones abocadas a la búsqueda, seis de ella en una zona concentrada”.

LEÉR MÁS  La nafta llegaría los $40 en los próximos meses

Los rastrillajes y el mapeo submarino están concentrados en la zona en que se habría registrado el evento compatible con una explosión el día de la desaparición del “ARA San Juan”. En tanto, continuaban incorporándose a los rastrillajes vehículos de exploración submarina estadounidenses y rusos, con capacidad para descender a partir de los 300 metros de profundidad.

Mientras se esperaba la entrada en operaciones de un minisubmarino ruso de rescate transportado por el barco petrolero “Sophie Siem” tras varios días de trabajo para ensamblarlo en el puerto de Comodoro Rivadavia, el vocero de la Armada confirmó la llegada al país para los primeros días de diciembre de otro vehículo similar, pero de exploración y del mismo origen, con capacidad para llegar hasta los seis mil metros de profundidad.

LEÉR MÁS  "Nuestra referente es Cristina"

En cuanto a las condiciones climáticos, Balbi indicó este lunes que se presentaron “regulares, ni óptimas ni favorables”, aunque se espera un empeoramiento a causa de fuertes vientos del sector norte a partir de mañana.

En el área se encuentra también otro minisubmarino, transportado por la corbeta “Robinson”, y en las próximas horas arribaría desde Tierra del Fuego el buque “Islas Malvinas”, que regresa de la campaña antártica, y tras un corto paso por el puerto de Ushuaia, se dirigirá a Comodoro Rivadavia con otro sumergible para sumar a la búsqueda.

LEÉR MÁS  "El Gobierno es gorila y anti obrero"

Balbi reiteró que “no existe ningún indicio de que haya habido un ataque exterior al submarino” y negó también la nave pudiera haber estallado a causa de un accidente con armamento propio. “No llevaba torpedos de combate”, enfatizó el vocero.

Al recordar el inconveniente reportado por la nave en su última comunicación, dijo que “lo informado por el comandante a su comando superior fue el ingreso de agua por el snorkel al sistema de ventilación, que produce un cortocirucuito o principio de incendio, que para nosotros significa ‘humo sin llama’, el cual fue subsanado y continuaba navegando por inmersión con otro circuito de baterías”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here