La principal acusada de la muerte de Genaro Fortunato, Julieta Silva, habló con un medio de comunicación de San Rafael desde la cárcel. La novia de rugbier dio detalles del confuso episodio ocurrido la madrugada del 9 de septiembre, a la salida de un boliche.

La mujer de 29 años dijo que no sabía que Genaro iba a ser padre. El chico esperaba un bebé con Agostina Quiroga, quién había sido su novia hasta unos meses antes de su muerte. “No lo sabía pero no hubiera modificado nada. Me enteré después del accidente, raro que no me haya enterado antes”, indicó.

LEÉR MÁS  Se espera un lunes caluroso y con probabilidad de Zonda

​”Desde el auto no veía nada. No le creía, me tuve que bajar del auto y mirar”, indicó. “No me acerqué al cuerpo porque el trapito me dijo que le había pasado por arriba de la cabeza y me daba mucha impresión”, recordó entre lágrimas Silva.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here