El efectivo de seguridad era parte de los que tiraban piedras a los policías de la Ciudad.

La Justicia Federal investiga si los violentos incidentes del lunes pasado en la Plaza Congreso fueron parte de un eventual “plan” para impedir por la fuerza la sesión de la Cámara de Diputados que iba a votar la reforma previsional.

La fiscal de la causa, María Magnano, caratuló la causa como intento de sedición o rebelión y el juez Sergio Torres investiga si los manifestantes que hirieron a 88 policías y causaron destrozos por $ 30 millones en la plaza fueron parte de un “plan” organizado con ese fin.

En un trabajo de identificación basado en videos y fotografías, se descubrió a un policía bonaerense del comando de la patrulla de Escobar, Damián Ferrero, tirando piedras a sus colegas de la policía de la Ciudad.

Por lo pronto, Torres también identificó, tras una presentación del secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, a otro militante conocido como “El karateca”, que se llama César Javier Arakaki a quien le atribuyen haber golpeado con palos a un efectivo de la Policía de la Ciudad caído en la primera fila de contención de la manifestación del lunes.

Arakaki sería militante del Partido Obrero (PO) y profesor de Sipalki-do, según fuentes judiciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here