Por primera vez en Mendoza, se realizará la Semana Nacional de la Epilepsia, del sábado 9 al 15 de septiembre. Se darán 3 charlas, en distintos puntos de la ciudad, para brindar información y herramientas a los pacientes, familiares, docentes y a toda persona interesada en saber sobre esta enfermedad.

La epilepsia es una enfermedad que afecta con mayor frecuencia a los menores de 20 y se caracteriza por tener una descarga normal a nivel del sistema nervioso central y eso se traduce con una actividad del cuerpo: crisis convulsiva o epiléptica, depende del síntoma que presente la persona.

Beatriz Gamboni, neurologa infantil, explicó que la epilepsia “puede tener muchísimas formas de manifestación, y por lo tanto debe ser bien diagnosticada y tener un buen tratamiento”. También habló de la situación de la provincia: “afecta a 1 de cada 100 a 200 personas, en Mendoza hay alrededor de 5000 personas afectadas”, de allí la necesidad de realizar esta semana para generar conciencia e informar.

La semana de la epilepsia estará a cargo de 3 organizaciones: la Sociedad Neurológica Argentina, la Liga Argentina contra la Epilepsia y la Sociedad Argentina de Neurología Infantil.

“La idea es tener espacios de charla y comunicación con pacientes, familiares, docentes y todas aquellas personas que quieran interesarse sobre el tema”, explicó la médica neuróloga.

También habló sobre las limitaciones que muchas veces los padres le ponen a sus niños diagnosticados con epilepsia, como por ejemplo no realizar alguna actividad, cuando una epilepsia bien controlada no es problema. “Nosotros queremos es que la persona tenga una vida totalmente normal y sea incorporado a todas las actividades”, declaró Beatriz.

“Cuando no está bien controlada puede generar síntomas inesperados y esto genera mucha ansiedad”, expresó la médica, explicando que por eso la charla no solo tendrá carácter informativo sino que también se brindarán herramientas para poder sobrellevar una crisis epiléptica.

“El 70% de las epilepsias se controlan bien con el tratamiento adecuado”, dijo Beatriz y destacó la importancia de tomar bien la medicación y hacer los chequeos correspondientes con el neurólogo.

De acuerdo a la ayuda que puede brindar la persona que está, por ejemplo, en un espacio público y ve a alguien sufriendo una crisis epiléptica, dio las siguientes indicaciones: no ponerle nada en la boca, es un mito que la persona “se puede tragar la lengua; anatómicamente es imposible”, tratar de facilitarle la respiración, ponerla de costado para que no se ahogue con sus propias secreciones, como puede ser la saliva o el vómito, aflojar la ropa, evitar los golpes colocando ropa debajo de la cabeza de la persona, no darle agua, ni intentar oponerse a los movimientos del cuerpo.

También destacó la importancia de llamar rápidamente a emergencias y a un familiar, si fuese posible, y que luego que pase la crisis, no se debe intentar despertar a la persona, ni tampoco gritarle.

La profesional de la salud habló sobre la epilepsia en los adolescentes, y explicó que hay dos razones principales que son desencadenantes de crisis: el alcohol y la falta de sueño.

Por último, declaró que “hay muchos casos que se consideran curados luego de 10 años de tratamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here