La Feria Ganadera de la Llama nació tímidamente en 2014 con un puñado de productores exponiendo algunos hilados y los tejidos típicos de esa lana. Y en esta edición se esperan que estén presentes más de medio centenar de familias de distintos parajes de la Puna salteña y catamarqueña, que fueron especialmente invitados a Santa Rosa de los Pastos Grandes.
Para ello, este pequeño poblado del departamento Los Andes, en la jurisdicción de San Antonio de los Cobres, situado a más de 3.500 metros de altura y a poco más de 200 kilómetros de Salta, se vestirá con sus mejores galas el 25 del corriente, día señalado para el evento.
200 productores registrados
Es que actualmente hay registrados unos 200 productores de llamas en el enorme departamento, que tiene una superficie comparable a casi un tercio del total provincial. De esos 200 la mayoría son pequeño ganaderos, pero hay algunos que llegan a contar hasta 500 cabezas de estos nobles camélidos americanos, muy utilizados por incas y diaguitas como medio de transporte y como proveedores de alimento y abrigo.
El intendente de San Antonio de los Cobres, Leopoldo Salva, explicó que ”en estos años hemos estado trabajando muchos en la capacitación de los productores y en el desarrollo de la cadena productiva de la llama. Porque se utiliza no solo la lana, sino la carne y el cuero. Así se cierra un circuito productivo interesante para todos”.
Chacinados
En el ámbito de la feria se podrán degustar entonces salames y mortadela de llama, hamburguesas y chorizos de la misma carne, y, por supuesto, jugosos platos autóctonos como estofado y asado de la misma carne.
Pero eso no es todo, dado que los visitantes se encontrarán, además, con artesanías en cuero, como carteras y billeteras de llama. Al respecto, Salva explicó que ”es un animalito de cuero grueso y resistente, por lo que los collas, en la antigedad y ahora mismo lo utilizan para fabricar las famosas ojotas superponiendo varios cueros para mantener aislados los pies del suelo. Eso, más unas buenas medias de lana de llama aseguran mantener los pies calientes aun en invierno”.
Además, habrá para apreciar y adquirir toda la gama de tejidos e hilos ya conocidos por los norteños y que son un gran atractivo para los turistas de otras latitudes del país.
”Hay muchos productores en la Puna, pero son una treintena los que están trabajando activamente en este proyecto. Por supuesto, las sesenta familias de Pastos Grandes se sumarán con entusiasmo también. Durante la feria vamos a premiar a los mejores ejemplares de lana, a los mejores productos comestibles y las mejores artesanías”, dijo Salva.
Problemas por la sequía
La Secretaría de Ambiente y Producción comunal se ocupa de atender a los productores de todos los parajes, registrarlos y mantener al día las campañas de vacunación para la prevención de enfermedades del ganado.
”Pero este año se nos presentó un problema que no teníamos previsto, como fue la importante sequía registrada en la Puna. Así que ya gestionamos ante la Provincia que nos envíe forraje y maíz”, dijo Salva
”La gente de Producción comprendió el problema y ya recibimos el forraje, que lo comenzamos a repartir entre nuestros ganaderos en el acto. para que no sufra el ganado. Habrá que estar preparados para aguantar un invierno que pinta para largo y muy crudo”, concluyó el jefe comunal puneño.
Es que en la Puna son normales registros de temperaturas por debajo de los 20 grados bajo cero en los meses de invierno, que es cuando más forraje hace falta. 
LEÉR MÁS  Reunión clave entre Mendoza y Chile por la visita del Papa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here