Pese a ello, ”180 millones de latinoamericanos y caribeños aún están bajo la línea de pobreza”, añadió el organismo, con sede en Washington, citado por la agencia italiana Ansa.

 

El Banco opinó que los países de la región se recuperaron en gran medida en 2010 de la crisis financiera internacional.

 

En el informe de fin de año al Directorio Ejecutivo, el presidente del BID, Luis Moreno, destacó la creciente solidez de las instituciones fiscales y políticas latinoamericanas.

 

”La economía política de la región nos muestra a gobiernos democráticos de distinto signo que han adoptado, con un enfoque muy pragmático, políticas macroeconómicas eficaces”, sostuvo.

 

Pese a estos logros, agregó, América Latina y el Caribe deben hacer frente a numerosos desafíos de desarrollo en áreas que incluyen la equidad social, la educación, la productividad, la integración, la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático.

 

Destacó que ”a pesar de la devastación causada por los terremotos ocurridos en Haití y Chile y otros desastres naturales que azotaron Guatemala, Colombia, Ecuador, Venezuela y Brasil, la región sorteó con relativo éxito los efectos de la crisis”.

 

”Al cerrar el 2010, el pronóstico de crecimiento de América Latina y el Caribe es mayor que el de las economías desarrolladas; las instituciones financieras, monetarias y fiscales son mucho más sólidas que dos décadas atrás; los recursos naturales que demanda el mundo son abundantes en nuestra región; y la política social ha dado cuenta de avances importantes a través del uso de herramientas cada vez más efectivas”, señaló Moreno.

 

El BID indicó asimismo que durante el año que termina aprobó un récord de 170 proyectos, por un total de unos 12.900 millones de dólares, ”en un continuo esfuerzo por reducir la pobreza y la desigualdad y promover el crecimiento sostenible” en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here