El Ministerio de Salud, a través de su equipo de cirujanos del hospital Humberto Notti, realizó una intervención quirúrgica a un bebe de 28 días que padecía una cardiopatía congénita (ductus). La operación se efectuó el miércoles pasado en el hospital Schestakow y el niño evoluciona en forma favorable.

El Hospital Pediátrico Humberto Notti, integra la nómina de 17 centros que realizan operaciones de cardiopatías congénitas en el País, a través del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, del Ministerio de Salud de la Nación.

En esta oportunidad, un equipo de profesionales de este nosocomiose trasladó a San Rafael para intervenir a un recién nacido con cardiopatía congénita y que a consecuencia de la patología se encontraba descompensado y no podía viajar hasta el Hospital Pediátrico .

Después de la operación, el subsecretario de Gestión de Salud, Oscar Renna, informó que el niño evoluciona favorablemente y destacó la tarea realizada por los profesionales del Notti que viajaron al Sur ante la imposibilidad de trasladar al niño.

LEÉR MÁS  Temporada de verano: los posibles cambios que evalúan aplicar en el cruce a Chile

En tanto, el director del hospital Schestakow, Armando Dauverné, explicó que además de la cardiopatía congénita específicamente, un ductus, el niño tenía problemas intestinales y una disfunción renal a causa de esta patología”.

“La intervención no presentó inconvenientes y al día de de la fecha ha mejorado el estado general, pero continúa en cuidados intensivos, en el área de neonatología del Hospital” agregó Dauverné.

Prevención, síntomas y tratamiento

Las cardiopatías congénitas son problemas en la estructura y funcionamiento del corazón debido a un desarrollo anormal del mismo antes de nacer. Congénito se refiere a algo que ya está presente al momento de nacer.

LEÉR MÁS  Partió el Skandi Patagonia, la gran esperanza para encontrar el ARA San Juan

Se trata de la anomalía congénita más común y la primera causa de muerte en el primer año de vida. Muchos de los defectos producidos necesitan de un seguimiento cuidadoso a lo largo de la vida, algunos se curan y otros necesitan de un tratamiento.

La mayoría de las cardiopatías congénitas se presentan como un defecto aislado sin asociación con otras enfermedades. También pueden ser parte de diversos síndromes genéticos y cromosómicos (como el síndrome de Down). Si bien para la mayoría de los defectos congénitos no se puede identificar una causa conocida, se sabe que el consumo de alcohol y de ciertas sustancias químicas durante el embarazo, como así también ciertas infecciones como la rubéola, pueden contribuir a su desarrollo.

LEÉR MÁS  Fase crítica: “No hay ningún rastro del submarino”, dijo el vocero de la Armada

Los síntomas dependen de la afección específica de que se trate. Aunque las cardiopatías congénitas están presentes al momento de nacer pueden no ser visibles inmediatamente ni causar problemas durante años. El tratamiento adecuado depende de qué tipo de cardiopatía se trate. Algunas se tratan solo con medicamentos mientras que otras requieren de cirugías.

En cuanto a la prevención, es muy importante durante el embarazo: evitar el consumo de alcohol y drogas, no ingerir ningún medicamento que no esté indicado por el médico, realizarse un examen de sangre para detectar la inmunidad contra la rubéola, controlar el nivel de azúcar en sangre especialmente en las embarazadas con diabetes y realizarse las ecografías periódicas para detectar cualquier problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here