En el horizonte político, hay una ley que puede empujar a Mauricio Macri en una posición incómoda: tener que vetar un proyecto “social” que además de tener el respaldo de la oposición y la CGT, cuenta con la bendición del papa Francisco.
Según detalla el diario Clarín, el miércoles pasado, un plenario de comisiones del Senado, le dio dictamen favorable al proyecto que declara la “Emergencia social”, fija un esquema de registro y organización de la llamada “economía popular” y crea una categoría salarial inédita: el “salario social complementario”.
El proyecto impulsa un mecanismo para que los trabajadores “informales” se anoten en un registro para recibir el SSC que consistiría en garantizar que lleguen al monto equivalente del salario mínimo, vital y móvil, que desde septiembre asciende a 7.560 pesos.
La emergencia incluye, además, un shock: un aumento del 15% en los montos de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo.
Y establece que, a lo largo de un año, el gobierno debería crear un millón de “puestos de trabajo” como parte del Programa Solidario de Ingreso Social.
En el Diputados, desde el PRO, advierten que tal como lo impulsa el Senado, la iniciativa marcha a ser el segundo veto de Mauricio Macri por el costo fiscal que implicaría. El anterior fue a la Ley Antidespidos.
En Gobierno dan por hecho que la ley saldrá del Senado y confían que, por la dinámica legislativa, no llegue a tratarse este año en la Cámara Baja. Si eso ocurriese, dan por hecho que Macri recurriría al menos a un “veto parcial”.
LEÉR MÁS  La justicia evalúa que el submarino no sea hallado nunca más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here