Rugbier asesinado: nuevas pruebas vuelven a complicar a la principal sospechosa

Novedades de último momento complican los argumentos que presentó la defensa de Julieta Silva, la chica imputada por el crimen de Genaro Fortunato.

Hasta hoy, la principal sospechosa logró que le otorgaran la prisión domiciliaria pero la aparición de un nuevo testigo la podría llevar de nuevo a la cárcel.

Ayer por la tarde, apareció un testigo que encontró los documentos de Fortunato a 50 metros al norte de la calle de donde se produjo el hecho. Dicha situación pone en duda la defensa de Julieta Silva en relación a que el cuerpo podría haber sido movido antes de que la imputada lo atropellase.

LEÉR MÁS  Cobos presentó un proyecto para que personas con síndrome de down se jubilen a los 50

Por otra parte aparece un nuevo sospechoso que es el trapito, el principal testigo del hecho. No se sabe si esos documentos se los sacaron antes de ser atropellado o después. En el caso que fuese después cambiarían algunas pericias.

Lo cierto es que el juicio oral está previsto para el año que viene y se calcula que allí se conocerán las definiciones finales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here