Revuelo por un juego mendocino acusado de antisemita

“En la punta de la lengua”, creado por una cooperativa local, incluye un naipe que contiene términos considerados ofensivos por los judíos.

“En la punta de la lengua” es un juego de mesa de unas 400 cartas, que desafía a los participantes a describir una palabra que se encuentra resaltada, sin utilizar otros vocablos listados por debajo para que otros la adivinen, de forma similar al “Palabras prohibidas” o el “Tabú”. Pero a diferencia de estos últimos dos, el primero es una creación mendocina que estuvo a cargo de la Cooperativa La Chipica de Guaymallén.

Si bien circula desde hace nueve años, los últimos días cobró relevancia nacional luego de que la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) lo acusara abiertamente de antisemita. Es que una de las tarjetas del juego pide adivinar el concepto “Estado Palestino” y como pistas pone expresiones como“asentamientos judíos”, “víctimas niñxs” (sic), “territorios robados”, “destrucción y despojo” y “fundamentalismo judío”. Se trata de un juego que el Ministerio de Salud y Desarrollo Social compró tiempo atrás para entregar en escuelas de todo el país.

Los primeros que alertaron sobre la situación fueron los integrantes de la DAIA de Mendoza hasta quienes llegaron imágenes con la mencionada tarjeta. “Alguien lo vio y nos lo mandaron”, recordó Marcos Horenstein, presidente de DAIA filial Mendoza. Luego el caso tomó conocimiento nacional a través de la DAIA central, quienes se encuentran evaluando los pasos a seguir. “Es un juego que se distribuye a nivel nacional, por lo que excede los límites provinciales”, advirtió.

El responsable local detalló que el juego viola la ley antidiscriminatoria. “Además de una ofensa, es ilegal”, explicó. Sobre un posible pedido disculpas por parte los creadores del juego deslizó: “La política de la DAIA es que si piden disculpas y son sinceras se aceptan”.

Desafortunadas palabras

Ante el revuelo causado por el juego, los miembros de la cooperativa La Chipica se mostraron apenados. “El juego busca un encuentro entre los participantes para charlar sobre ciertos temas, que sea una especie de disparador”, explicó Nicolás Ruiz, parte de la cooperativa. “Sentimos que son desafortunadas las palabras que hemos elegido y queremos remarcar que no es un juego antisemita, ya que tiene más de 400 palabras y es la única tarjeta sobre el tema”, aclaró.

Asimismo se mostró dispuesto a enmendar su error. “Vamos a ver cómo la sacamos y la cambiamos, y la intención es pedir disculpas”, remarcó el trabajador a la vez que detalló que buscarán el diálogo con la DAIA. “Queremos demostrarles que no es nuestra intención atacar al pueblo judío, tenemos mucha sensibilidad con lo que ha pasado. Nos duele mucho este malentendido”, dijo.
“En la punta de la lengua”, no es el único juego desarrollado por la cooperativa, ya que tienen otros cinco en los que utilizan distintas dinámicas. “Utilizamos mucho el juego como herramienta pedagógica, hacemos noches de juegos como encuentro para la gente y estamos muy involucrados en cada uno. No nos gustaría que por lo sucedido se empañe nuestro trabajo”, manifestó.

Distribución nacional

Otro de los aspectos que preocupó a los integrantes de la DAIA fue que años atrás el juego fue comprado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para repartir en escuelas de todo el país. El mismo tiene un costo por unidad de alrededor de $250.

“Si bien yo no he podido probarlo, me dijeron que el juego se compró por licitación pública por parte del Ministerio de Desarrollo de la Nación, lo que sería más grave porque tuvo más distribución”, manifestó Horenstein.

En tanto desde Desarrollo Social admitieron el error: “No revisamos el juego como se debería haber hecho, no vimos todas las tarjetas con el contenido, por eso pedimos disculpas”, dijeron al diario Clarín desde la cartera a la vez que agregaron: “Decidimos sacar el juego de circulación”.

 

Comunicado de la DAIA 

La DAIA emitió el siguiente comunicado: “A través de su Mesa de Denuncias, la DAIA recibió el caso del juego ‘En la punta de la lengua’, con contenido antisemita (…). El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, uno de los organismos que lo distribuyó, se ha puesto en contacto con la entidad (…) a fin de ofrecer sus disculpas e informar que se procedió al retiro de circulación del mencionado juego y a su correspondiente auspicio.

No obstante, la DAIA se encuentra analizando las acciones legales correspondientes contra la empresa productora de ‘En la punta de la lengua’”. También aseguraron que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, recibirá a la DAIA y a la Organización Sionista Argentina (OSA), para conocer más el caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here