Los alumnos del colegio Magisterio, que depende de la Universidad Nacional de Cuyo, realizan una protesta con modalidad de sentada porque aseguran que han sufrido discriminación por parte de autoridades.

El caso es de una pareja de chicas lesbianas que se encontraban cerca del mediodía de este martes en uno de los patios del establecimiento. Una de ellas estaba pasando por un mal momento personal y Agustina, su novia, estaba tratando de consolarla con un abrazo. En ese momento se acercó una preceptora de la institución y le pidió que se separaran. “Al lado había una pareja de un chico y una chica que se estaban besando y no les dijo nada”

LEÉR MÁS  “El peronismo está a kilómetros de distancia del ciudadano”

Los alumnos del Magisterio comenzaron con la sentada luego del izamiento de la bandera en la mañana de este miércoles y no ingresarán a las aulas hasta tener una respuesta de los directivos. “Queremos que la preceptora nos pida disculpas, pero nada de eso pasó hasta ahora”, aseguró Agustina.

“Ya el año pasado había pasado algo parecido y los directores aseguraron que no volvería a ocurrir, pero todo sigue igual”, finalizó Agustina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here