Un grupo de psicólogos británicos de la Universidad de Sheffield y otros centros educativos han averiguado cómo se puede mejorar la capacidad de trabajo sin hacer nada especial. El resultado de su estudio ha sido publicado en la revista ‘Frontiers in Psychology’.

Los científicos pusieron a prueba la eficacia de diferentes técnicas de motivación y descubrieron que si una persona se repite la frase ”puedo hacerlo mejor”, puede realmente mejorar sus habilidades y realizar una tarea de manera más eficiente.

En los experimentos participaron 44.000 personas. Los voluntarios se dividieron en 12 grupos y su tarea consistía en hacer clic por orden en los números del 1 al 36 que se presentaban de forma desordenada.

Para cumplir la tarea con éxito, los integrantes de los grupos tenían que estimularse con frases de ánimo e imaginar los resultados que deseaban alcanzar.

Resultó que los participantes que se decían a sí mismos que eran capaces de resolver el problema mejor obtenían mejores resultados en comparación con los otros grupos que no lo hacían. Además, también funcionó la idea de imaginar cómo se bate el récord anterior. Sin embargo, la motivación basada en los posibles beneficios de una mejora resultó la peor opción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here