Bomberos y buzos retomaron esta mañana el operativo para rescatar los dos cuerpos que se presume están atrapados en parte del helicóptero que quedó hundido en las aguas del embalse del dique Potrerillos, en la provincia de Mendoza, tras caer el sábado pasado.
El gobierno provincial restringió la navegación de todo tipo de embarcación en el dique para la realización del procedimiento de rescate. Tras el hallazgo en las últimas horas de “hierros retorcidos”, que se estiman pertenecen a una parte de la aeronave de origen canadiense, durante esta jornada se trabajará para llegar a la nave donde se encontrarían los cuerpos del piloto Carlos Zarlenga y el camarógrafo Luis Barrera.
Los restos de la aeronave siniestrada, como los cuerpos de ambos tripulantes, quedaron a unos 60 metros de profundidad del lago que tiene una profundidad máxima de 140 metros. Según explicaron fuentes del Ministerio de Seguridad, durante esta jornada ?dos buzos bajarán hasta unos 15 metros de profundidad, donde colocarán, en los granpines (anclas), unos bolsones con aire comprimido lo que generará una fuerza hacia la superficie, haciendo despegar los restos de la aeronave del fondo”.
De esta manera, ”se espera que los rescatistas puedan sacar los restos de la máquina como también los cuerpos de las dos víctimas hacia la superficie, para luego llevarlos a la orilla del dique. A partir de allí, inmediatamente tomará intervención la Comisión Investigadora”, informaron desde la cartera.
Las víctimas fatales se encontraban filmando para un reality show para el canal MTV de Estados Unidos y no contaban con autorización para sobrevolar la zona, cuando por causan que se investigan, una hélice habría tocado el agua, lo que produjo la explosión y el posterior hundimiento de la aeronave. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here