Rescatistas estadounidenses llegan al país para buscar el ARA San Juan

Alrededor de 100 efectivos, entre tropa operativa y técnicos especializados en distintas disciplinas que forman parte del Comando de Rescate Submarino (URC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, están en Comodoro Rivadavia listos para recibir la orden de embarcar en caso de que se localice al submarino ARA San Juan frente a las costas de Chubut.

El dato fue confirmado por el secretario de servicios a la comunidad comunal, Comandante (R) del Ejército Rubén Palomeque, quien fue designado como enlace por parte de la intendencia con las tropas para coordinar acciones de asistencia.

“Todo el día de ayer se utilizó para completar el puente aéreo de abastecimiento que se realizó a través de los tres aviones C-17 Globemaster y un C-5 Galaxy que transportaron el sistema de rescate, la cámara y el vehículo operado a distancia”, explicó Palomeque.

Los dispositivos fueron depositados en el aeropuerto General Mosconi de Comodoro Rivadavia y trasladados al muelle marítimo a la espera de ser embarcados en los dos remolcadores de bandera noruega que están operando para la petrolera francesa Total, que servirán para el traslado de equipamiento y logística del resto de los buques.

Se trata de dos remolcadores del tipo “Supply” que cuentan con una importante capacidad de maniobra y que arribaron ayer al muelle de Comodoro Rivadavia.

LEÉR MÁS  Maipú abre hoy el calendario vendimial: una de ellas será la nueva Reina

De los dos, el “Skandi Patagonia”, que es el más grande con 92 metros de eslora y un helipuerto en cubierta, ya está listo para soltar amarras y lo haría esta noche.

Palomeque explicó que “por la información con la que contamos, los rescatistas que llegaron de la base estadounidense de San Diego lo hicieron en vuelo directo, solo con parada técnica de aprovisionamiento, y fueron convocados porque responden a una organización internacional que integran siete bases en todo el mundo”.

“Ocurre que en este caso eran los que estaban alistados de inmediato y se impartió la directiva de que sean ellos los que salían primero y así ocurrió” explicó el funcionario.

En efecto, la operación se disparó ante la orden de la Oficina Internacional de Escape y Rescate de Submarinos.

Según pudo averiguar Télam, la especialidad de los efectivos de Estados Unidos es de rescate y no de búsqueda, tarea que están realizando otras naves, aunque la intención es que estén cuanto antes en la zona de operaciones que toma como referencia al último contacto registrado frente al golfo San Jorge.

LEÉR MÁS  Increíble: frenaron un cortejo fúnebre porque escucharon ruidos en el cajón

Se estima que la maniobra comience esta misma noche cuando el “Skandi Patagonia” deje el muelle y ponga proa a la zona denominada “de aproximación”.

De hecho durante todo el día de ayer y esta madrugada se trabajó en el acondicionamiento de la embarcación y la carga de los pertrechos, aunque faltaban tareas de soldadura que muy probablemente se terminen camino al teatro de operaciones con soldadores a bordo.

La otra embarcación que partirá, aunque un poco más tarde, porque necesita ser acondicionada, es el “Sophie SIEM”, un remolcador de porte más pequeño (72 metros de eslora) y que servirá de apoyo.

“Lo que ocurre es que las naves tienen que ser alistadas, colocar martillos, modificar lugares, llevar bobinas con cable coaxil, soldar; en definitiva preparar una nave para lo que no fue construida”, describió el militar retirado.

El gran desafío por ahora es el de la detección y localización de la nave, lo que es una tarea difícil en sí misma porque no solo es encontrar un punto en la inmensidad del mar sino hallar una nave que está especialmente diseñada para no ser localizada, pues de eso se trata un submarino de guerra, explicaron las fuentes consultadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here