Por Horacio Yacante para VoxPopuli

El principal espacio verde de la provincia de Mendoza fue testigo de lujo de las ideologías e intereses políticos que se sucedieron durante el siglo XX. Así lo afirma parte de una investigación realizada por un equipo de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo, en la que analizaron las principales obras, esculturas y el mobiliario del Parque San Martín.

La política y el arte siempre fueron de la mano en nuestra cultura. Lo atestiguan los monumentos públicos que quedaron como legados de las administraciones de la elite provincial de principios del siglo XX y las que se sucedieron posteriormente con las administraciones lencinistas, demócrata y peronistas.

Patricia Favre, directora del proyecto, explica que la investigación consistió en “identificar, analizar e interpretar el papel de las imágenes en la sociedad mendocina, sus objetivos, usos y alcances”.

LEÉR MÁS  Escándalo político: Rial explotó contra Aguad y el Gobierno por el submarino

El grupo de trabajo, integrado también por historiadores, antropólogos e historiadores del arte, analizó distintas imágenes del parque, principalmente los monumentos, las esculturas, las farolas, todo lo el mobiliario artístico.

“Justamente la idea fue registrar estas producciones artísticas más ‘populares’ y no sólo las obras consagradas”, agrega Favre y explica cómo el Parque pasó de ser un espacio únicamente reservado para las éliltes, a un lugar abierto para los sectores populares y acondicionado para su recorrido y disfrute.

El parque obrero

Los primeros en “abrir los portones” del Parque fueron las administraciones lencinistas. Así en 1918 se creó el paseo del Rosedal, cuyo fin era aportar un circuito peatonal (opuesto al de los carruajes de la elite), para que la gente pudiera disfrutar del espacio verde. También de esta época data el Monumento al Obrero (foto).
Favre destaca que está a la entrada del zoológico y “se hizo durante una situación política muy convulsionada porque había perdido el conservadurismo y se imponía Lencinas con una política muy populista”.

LEÉR MÁS  El submarinista que se enamoró por Facebook de una vecina de Real del Padre

Lo que hubo y lo que queda

El trabajo de los investigadores hace hincapié en el rescate de las obras que alguna vez formaron parte de ese espacio y que fueron eliminadas por los sucesivos gobiernos.
Un ejemplo de esto es el “Quiosco de música”, un paseo que fue realizado para ser recorrido por los carruajes de las familias acomodadas de la provincia. Este paseo, que ya no existe, fue destruido durante los gobiernos demócratas que promovieron una remodelación realizada por el arquitecto Daniel Ramos Correa, en 1940, que también incluyó el traslado del Jardín Zoológico a la ladera este del Cerro de la Gloria y la creación del Teatro Griego, entre otras obras.

LEÉR MÁS  Se conocerán hoy las conclusiones de la autopsia al cuerpo de Santiago Maldonado

La historia de las artes visuales de Mendoza ha sido trazada privilegiando ciertas figuras o instituciones; pero lo que el equipo intenta demostrar con su investigación, es la presencia de una importante cantidad de imágenes que prueban la existencia de artistas que estaban trabajando en ese momento y no están visibilizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here