Tal vez no lo noten, pero quienes lleguen a la Argentina este lunes serán objeto de un nuevo control de seguridad como parte del plan oficial para reforzar la seguridad de las fronteras.

Desde este lunes, la Dirección Nacional de Migraciones implementa en todos los aeropuertos del país un nuevo sistema de seguridad informática que realiza un cotejo online con la base de datos de Interpol para conocer si el pasajero tiene un pedido de captura internacional.

Hasta la semana pasada, ese control no era realizado. Los oficiales que controlaban el ingreso de personas al país apenas tenían una base de datos de Interpol con los nombres de las personas buscadas por la Justicia argentina, pero no de aquellas buscadas en el resto del mundo.

”Buscamos que haya una visión global del delito para avanzar en la lucha contra la trata de personas, el narcotráfico y el terrorismo” explicó el director de Migraciones, Horacio García, al diario La Nación.

    La gran mayoría de los radares empezarán a funcionar las 24 horas a partir del 10 de agosto

Una prueba piloto del sistema se encuentra ya en funcionamiento en la terminal que la empresa Buquebus tiene en el puerto de Buenos Aires. En una semana, los antecedentes de 4.000 pasajeros fueron controlados. En 14 casos se detectaron ”antecedentes críticos”.

La medida forma parte del plan conocido como ”fronteras seguras”, un programa del gobierno para reforzar la seguridad en los accesos al país que incluye la ampliación del sistema de radares y más controles a las personas que llegan a la nación a través de vías terrestres, aéreas o marítimas.

Como parte de ese plan, el próximo 10 de agosto empezarán a funcionar las 24 horas del día buena parte de los radares que controlan el paso de aeronaves en las fronteras del norte del país. Hoy, la gran mayoría de ellos se encuentra apagada durante una parte de la jornada. Bandas de narcotraficantes aprovechan esos horarios para cruzar droga en pequeñas avionetas desde Paraguay y Bolivia.

A los nuevos controles se les sumará en noviembre un sistema de información anticipada de pasajeros para aquellas personas que lleguen al país en forma aérea. A partir de un acuerdo con todas las aerolíneas que operan en Argentina, el Estado podrá controlar no sólo la identidad de las personas que sacaron pasajes para llegar al país, sino también datos como con quién viajan, qué tipo de comida pidieron para el vuelo y otros detalles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here