El papa Francisco continúa con los gestos -traducidos en hechos- de cambios para la Iglesia Católica. En una entrevista brindada al periódico italiano La Reppublica, el Sumo Pontífice advirtió que ”estar abierto a la modernidad es un deber”.

En diálogo con Eugenio Scalfari, el fundador del diario La Reppublica, Francisco no titubeó en afirmar; ”Vamos a cambiar la Iglesia”. De esta forma, el argentino pone en palabras y hechos todo lo dicho anteriormente sobre la reforma de la Curia Romana.

La Curia ”tiene un defecto: es Vaticano-Céntrica. Ve y se ocupa de los intereses del Vaticano y olvida el mundo que le rodea. No comparto esta visión y haré de todo para cambiarlo”, explicó el Papa en la entrevista.

”La Iglesia tiene que volver a ser una comunidad del pueblo de Dios y los presbíteros, los párrocos y los obispos deben estar al servicio del pueblo de Dios”, añadió el papa Jorge Bergoglio.

”El más grave de los males que afligen al mundo en los últimos años son el desempleo juvenil y la soledad”, dijo el Papa en otro pasaje de la entrevista.

LEÉR MÁS  El salmón chileno: una oportunidad para una empresa de software cordobesa

Además, Francisco contó un detalle del momento de su elección: ”Antes de aceptar, mi cabeza estaba completamente vacía y una gran angustia me invadió. Ahí cerré los ojos y una gran luz se apoderó de mí”.

La entrevista se publica este martes en en concordancia con la primera reunión que mantendrá el papa con el llamado G8 de la Iglesia, el Consejo de ocho cardenales nombrados por Francisco para analizar la posible reforma de la Curia romana.

Este lunes, el Papa publicó un documento quirógrafo que instituye oficialmente un consejo de cardenales para ”ayudar al Santo Padre en el gobierno de la Iglesia universal y estudiar un proyecto de revisión de la constitución apostólica Pastor Bonus sobre la Curia romana”.

”Entre las sugerencias surgidas durante las Congregaciones generales de los cardenales previas al cónclave -dice el documento- figuraba la conveniencia de instituir un restringido grupo de miembros del episcopado, procedentes de distintas partes del mundo, al cual el Santo Padre pudiera consultar en forma singular o colectiva, sobre cuestiones particulares”.

LEÉR MÁS  Senasa reduce de 14 a 7 sus centros regionales con el fin de desburocratizar

Una vez elegido, escribe el Papa, tuvo ocasión ”de reflexionar varias veces sobre el tema, considerando que tal iniciativa sería de notable ayuda para realizar el ministerio pastoral de sucesor de Pedro que los hermanos cardenales quisieron confiarme”.

Francisco recuerda que por eso el 13 de abril anunció la formación del grupo, indicando los nombres que lo integrarían.

”Ahora -explica- después de una madura reflexión, considero oportuno que tal grupo, mediante el presente quirógrafo, sea instituido como un Consejo de Cardenales, con la tarea de ayudarme en el gobierno de la Iglesia universal y estudiar un proyecto de revisión de la constitución apostólica Pastor Bonus sobre la Curia Romana”

A partir de ahora el Papa trabajará con los cardenales durante tres jornadas consecutivas: todo el martes, el miércoles por la tarde y nuevamente el jueves todo el día.

No estarán presentes ni el Secretario de Estado saliente, Tracisio Bertone, ni su sucesor, Pietro Parolin, quien no ha asumido aún. Tampoco los jefes de los dicasterios.

LEÉR MÁS  Lanzan un nuevo llamado a licitación para la búsqueda del submarino ARA San Juan

Los 8 miembros del Consejo son cardenales y han sido arzobispos de alguna ciudad, con excepción del italiano Giuseppe Bertello, ex nuncio. Los otros siete son: el chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa, el indio Oswald Gracias, el alemán Reinhard Marx, el congoleño Laurent Monsengwo Pasinya, el estadounidense Sean Patrick O’Malley, el australiano George Pell y el hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, coordinador del grupo. Por último, monseñor Marcello Semeraro, italiano, obispo de Albano, es el secretario del consejo.

Las reuniones durarán hasta el 3 de octubre y se llevarán a cabo en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico. El miércoles por la mañana el Papa se ausentará de la reunión para presidir la habitual Audiencia General.

Todos los cardenales se alojan en la residencia del Papa Francisco, en Santa Marta. Y han adherido a una política de confidencialidad sobre el contenido de las consultas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here