En noviembre de 2002 se produce la quiebra de la Litografía Sanz que deriva en el cierre de sus puertas. A partir de allí, un grupo de 15 trabajadores decide conformar una cooperativa para no perder sus fuentes de trabajo y solicitan la intervención de la justicia. Un año después, estos trabajadores presentan un proyecto de ocupación temporaria.

En Mendoza existen siete empresas recuperadas por trabajadores que conformaron una cooperativa. Oeste Argentino, Frigorífico Lagunita, Curtidores de Mendoza, Capdeville turismo, Cerámica Cuyo, fábrica de aceitunas Tropero y Gráficos Asociados. Esto implica a más de 300 personas trabajando en forma directa.

¿Cómo fueron los primeros pasos en el proceso de recuperación de la empresa?

Lo que sabíamos en un primer momento es que la Provincia no iba a poder pagar la expropiación definitiva. Nosotros lo que queríamos era asegurar la continuidad, por eso solicitamos la ocupación temporaria por tres años y la fuimos prorrogando. Hace once años que estamos trabajando como empresa recuperada y la estamos autogestionando.

¿Existe la posibilidad de que se terminen estas prórrogas?

Nosotros presentamos un proyecto de ley en la Legislatura para la conformación de un fideicomiso que se aprobó en 2013. Con eso se obtuvo un crédito de tres millones de pesos con un periodo de cinco años para devolverlo. Este financiamiento se les otorgaba a las cooperativas que estuvieran en estado de ocupación temporaria.

LEÉR MÁS  Relato desesperado de dos tandilenses luchando contra un tornado

Si bien sirvió en un primer momento, no bastó por lo que presentamos una ampliación del proyecto que salió el año pasado a través de la Ley 8595 que introduce una modificación en el artículo 1 de la Ley 8.122 que tiene como objetivo asistir a las cooperativas de trabajo que hayan obtenido por Ley la ocupación permanente. Ese un fondo de cinco millones de pesos para devolverlos en diez años con un año de gracia.

¿Esto qué les posibilita?

Acceder a esto nos permitiría hacer la compra directa del lugar y ya la fábrica quedaría para nosotros. Estamos a la respuesta del juez y en el proceso de otorgamiento del crédito para acceder a la compra directa.

¿Hay antecedentes similares en el resto del país?

En Neuquén está Zanon. Ellos hicieron la compra directa también y ya están devolviendo el dinero al Gobierno. La cooperativa ya es de ellos.

¿Cómo se vive esta experiencia de que los trabajadores sean los dueños?

LEÉR MÁS  La justicia evalúa que el submarino no sea hallado nunca más

Todavía nos cuesta un poco tomar conciencia de que los dueños somos nosotros y que tenemos que tirar todos para el mismo lado. Trabajar durante años con patrón, dificulta la tarea de comprender que todo lo que hacés es para vos. Y de que si producís más, vas llevar más tu casa y tu sueldo va a ser mayor. El problema es que muchos no terminan de tomar conciencia que ahora trabajamos para nosotros y no para un patrón.

Nuestros roles no están establecidos por una cuestión de jerarquía, sino más bien de organización. En ese sentido, es gratificante el haber recuperado nuestra fuente.

¿Existe algún tipo de organización que los represente?

En Mendoza funciona la Mesa de Empresas que está integrada por ocho cooperativas. A nivel nacional tenemos la Federación Argentina de Trabajadores Autogestionados (FACTA). En ese organismo formamos parte del Consejo.

¿Una empresa recuperada tiene capacidad para competir comercialmente?

Si bien no podemos competir con una imprenta o litografía más grande, hoy somos proveedores del Estado y hemos ganado licitaciones, lo que significa que sí podemos competir. La idea es ir fortaleciéndose para adquirir maquinarias modernas y aumentar la capacidad de producción. También nuestra idea es incorporar a nuevos socios para generar nuevas fuentes de trabajo.

LEÉR MÁS  Pronóstico: toda la semana con altas temperaturas

A partir de su experiencia en la recuperación de la litografía, han adquirido un rol importante en el acompañamiento de otros procesos similares ¿Cómo fue la intervención en el caso de Industrias Matas?

Fuimos parte del proceso asesorando a los compañeros que después de un año terminaron por conformar una cooperativa de trabajo con 27 integrantes de la ex Industrias Matas. Es decir que hay nuevas familias que se encuentran involucradas en este tipo de economía.

Fue muy importante haber conseguido conformar una cooperativa y conservar así la fuente de trabajo para lo cual la Subsecretaría de Cooperativas les brindó capacitaciones.

En este momento, estamos solicitando la matrícula nacional de cooperativa ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). Esto les permitiría acceder a todos los beneficios que el Gobierno ofrece a nivel nacional.

Ahora estamos contentos, porque han podido lograr la ocupación temporaria, lo que les permitirá a los trabajadores tener la continuidad en la empresa y comenzar a trabajar de una manera autogestionada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here