Organizado por el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección de Industrias Creativas y la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos, se lleva a cabo todos los sábados, desde el 14 de marzo y hasta el 20 de junio, el Taller “Reconectado igualdad. Videojuegos” en las Aulas de la Planta Baja del Espacio Cultural Julio Le Parc, Mitre y Godoy Cruz, de Guaymallén.

Los cupos disponibles para esta novedosa modalidad ya están completos. El taller funciona de manera práctica, las clases son aplicadas: se ven conceptos por clase y se hace énfasis en aplicarlos al desarrollo de un juego a la par que se los aprende.

Tomando como base la aseveración de que un videojuego es un juego simulado por computadora, la idea principal del taller es que los chicos, ante todo, aprendan a crear experiencias que entretengan, que creen diversión. Por esto, la primera clase, junto a los conceptos fundamentales, se hizo un juego “físico” (un juego con todas sus características, pero teatralizado), y en la segunda, un juego de mesa.

Recién en la tercera clase se los inició en la programación, contenido que ocupará dos clases más. Luego de estas bases comunes, la experiencia cambia. Para la quinta clase, los chicos separados en grupo, con un tallerista coordinando cada grupo, deben tener una idea de un videojuego que les gustaría tener terminado para el final del taller.

Esto supone división de tareas: algunos se especializarán en la música, la escritura de guiones, la programación, el arte, etc. Una vez que lo básico de cada tema le fue enseñado a cada chico, la tarea del tallerista es trabajar con cada grupo de manera que cada alumno, sin perder el punto de vista del proceso global que están llevando a cabo, aprendan todo cuanto necesiten saber en el área de interés, aunque también puedan opinar y cooperar con el trabajo del otro. Esto es a los fines de que tengan una experiencia lo más real posible de cómo trabajamos en la industria hoy por hoy en Mendoza, donde los desarrolladores, equipos chicos, hacen diversas tareas, diferenciadas, aunque todos saben un poco de cada cosa.

Este taller, que tiene una duración de tres meses, es una propuesta que actualmente llevan adelante la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentina Capítulo Mendoza (ADVAM) y la Dirección de Industrias Creativas del Ministerio de Cultura. Se cursa los sábados, de 16 a 18, en el aula de ADVAM, planta baja del Espacio Le Parc.

Videojuegos: una experiencia didáctica y divertida

El taller surgió en el año 2013 como una propuesta de diversas personas provenientes de la Universidad Nacional de Cuyo y la entonces naciente comunidad de desarrolladores de videojuegos. La idea era, frente a las preocupaciones de profesores y directivos de la escuela José P. Dávila, de Las Heras sobre la efectiva implementación y aprovechamiento de las netbooks de Conectar Igualdad, ofrecer un aporte desde nuestro lugar.

“Como gente que veníamos, algunos, del desarrollo de videojuegos, otros de las ciencias sociales y de la educación y teníamos experiencias en educación no formal, juntamos eso en una propuesta pedagógica extracurricular que reforzara el acercamiento de los jóvenes a la informática sin necesariamente obligarlos a aprender a programar”, señaló Germán Dartsch uno de los responsables del proyecto.

Agregó además, “Se gestó así un taller de diseño y desarrollo de videojuegos que se dio por primera vez entre mayo y septiembre del 2013 en la escuela Mario Casale, de Las Heras y en cooperación con la escuela Dávila. Tuvimos una “matrícula” fluctuante de alumnos, que siempre estuvo alrededor de los 15, y finalizaron el taller unos 8 chicos. De ahí salieron 3 juegos hechos por los chicos y bastante experiencia. La Universidad financió los gastos del proyecto, aunque las personas trabajamos ad honorem”.

Dartsch precisó: “durante el 2014 seguimos trabajando de igual manera, repetimos la experiencia en la escuela Casale (con alrededor de 10 alumnos), la Dávila (con una sola alumna, que hizo casi por entero un juego) y a esas dos sedes vino a sumarse una nueva: el Le Parc (alrededor de 15 alumnos, y tres juegos resultantes). El Espacio Le Parc llegó gracias a la alianza de la no hacía mucho nacida ADVAM (iniciada alrededor de febrero-marzo del 2014 por integrantes de la comunidad de desarrolladores de videojuegos de Mendoza) con Industrias Creativas, con quienes trabajamos hoy codo a codo para promocionar la industria de los videojuegos en y desde nuestra provincia”.

“La idea de la propuesta, fundamentalmente práctica, es para alejarnos de la enseñanza tradicional más centrada en la transmisión de contenidos teóricos, aunque no desechamos el procedimiento. Así, a la par que el taller se dicta, algunos de nosotros nos hemos abocado a la tarea investigativa y junto a Reconectando se está llevan a cabo distintos proyectos de investigación. Sociólogos, gente de Ciencias de la Educación y otros profesionales o estudiantes tienen la libertad de venir a cooperar u observar el taller, para ayudarnos a mejorar de forma comprensiva nuestra práctica, sin que ello entre en contradicción con intereses personales de los investigadores” finalizó el especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here