Querían ficción y les di ficción”

La Cámara Federal deberá resolver finalmente si las denuncias presentadas contra el empresario santacruceño Lázaro Báez quedan en el juzgado federal de Rodolfo Canicoba Corral o en el de Sebastián Casanello. Luego, una vez resuelto ese paso, el juez designado tendrá que determinar si es competente o si se trata de una denuncia que corresponde al fuero penal económico. Ayer, Leonardo Fariña dio una entrevista para asegurar que todo lo que había dicho en las cámaras ocultas ”fue ficción” y que él sabía que lo estaban grabando. Por eso, dijo que le pedía ”disculpas” a Báez.

En tanto espera que la Cámara defina qué juez toma las varias denuncias presentadas el lunes casi en simultáneo sobre el mismo tema, Canicoba Corral advirtió que ”hay que ver” si las operaciones que ventiló Fariña en las cámaras ocultas que pasó el domingo el programa Periodismo para Todos ”son o no ilícitas” y que, en principio, esas grabaciones no serían pruebas válidas en un expediente judicial. ”Una cosa es la exposición mediática”, puntualizó, y otra ”los expedientes judiciales en los que se necesita el rigor de la prueba”. Canicoba Corral dijo que había visto una parte del informe y ”lo que he visto es una persona que aparentemente se involucra en operaciones que no sé si son de lavado, porque ni siquiera sé si son ilícitas. Todavía no tengo ningún elemento, lo veremos en el transcurso de la investigación si me toca a mí”. Explicó que la doctrina sostiene que las cámaras ocultas ”invaden una esfera de la privacidad”, por lo que no serían válidas.

En esas grabaciones, Fariña describía cómo había participado en las supuestas maniobras en las que Báez y sus hijos Leandro y Martín habrían sacado dinero del país para crear firmas offshore con sede en Panamá y Belice, aunque con cuentas bancarias en Suiza. Esas operaciones se habrían realizado a través de la financiera SGI cuando era manejada por Federico Elaskar, quien también apareció en el programa.

Ayer, Fariña –quien se hizo conocido cuando se casó con la modelo Karina Jelinek– optó por el programa de chimentos Intrusos para hacer su descargo. ”Le pido disculpas al señor Lázaro Báez, un tipo de primera, de quien no tengo un carajo malo que decir”, sostuvo Fariña, de profesión contador. En la entrevista, por momentos bastante confusa, Fariña aseguró no ser testaferro de nadie porque no tiene bienes a su nombre y que la Ferrari en la que se mueve la adquirió ”a comisión”. ”Lanata quería ficción y le di ficción”, explicó sobre la cámara oculta. Respecto de las afirmaciones de Elaskar –quien lo señaló como quien transportaba los millones de dólares y euros– dijo que ”va a tener que probar” sus dichos. Fariña subrayó que se ponía ”a disposición de la Justicia”.

Por otro lado, la Unidad de Información Financiera (UIF) informó a través de un comunicado que ”en virtud de las noticias que son de público conocimiento respecto de las denuncias por lavado de activos”, remitió ”al Ministerio Público Fiscal” las investigaciones que venía desarrollando ”con un alto grado de avance”. ”Al tomar estado público y judicial la identidad de las personas autoimputadas en la comisión de delitos de lavado de activos, la UIF necesariamente debe elevar las investigaciones administrativas que venía realizando de dichos sujetos, quedando a disposición como colaboradores de la Justicia”, detalló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here