El museo de Ciencias Naturales y Antropológicas “Juan Cornelio Moyano”, ubicado en el extremo sur de lago del Parque General San Martín, reabrió tras tres años de intensos trabajos de remodelación. Con renovaciones tales como el guión, la cartelería y la iluminación, lo convierten en un museo moderno y muy mejorado respecto de su estado previo a las obras.

Regina “Pupi” Agüero, directora de Patrimonio Cultural y Museos -dependencia perteneciente del Ministerio de Cultura- dio más detalles respecto de los trabajos que allí se realizaron cuya inversión rondó los diez millones de pesos.

Recordemos que en 2011, cuando el museo cumplió 100 años, ya había tenido una refacción previa. El gobernador Francisco Pérez dijo que las obras iban a demandar una inversión de 3 millones pero el estado de conservación de los materiales y las obras internas del edificio, hicieron que el presupuesto tuviera que ser mayor.

Además, por otros cinco millones se hizo la puesta en valor de las “playas serranas” que en un mes estarán habilitadas para todo público.

Tarea fina

Agüero, horas antes de la inauguración oficial que fue anoche a las 20.30, recibió a Los Andes para hacer un recorrido por todas las instalaciones. “El museo estuvo cerrado 3 años porque hubo que embalar pieza por pieza -hay más de 100 mil- y luego desembalarlas una vez que las obras estuvieron terminadas”, dijo la funcionaria quien durante el período de 1973-76 fuera directora del museo, cuando aún se encontraba en la plaza Independencia.

Cabe destacar que muchas de las piezas que posee el museo fueron recolectadas y rescatadas por Carlos Rusconi, cuyo recuerdo anoche fue homenajeado con la entrega de una placa a su hijo.

LEÉR MÁS  Pronóstico para el finde: luego del calor, baja la temperatura

También hubo que remplazar todas las vitrinas que tenía el Cornelio Moyano y debieron ser cambiadas por nuevas. “Las viejas vitrinas tenían una madera hermosa, pero no te permitían apreciar las piezas en su totalidad. Tuvimos que hacer todas nuevas”, describió la directora de Patrimonio advirtiendo que son mil las piezas que podrán verse a partir de hoy con entrada gratuita.

La luz -que no es igual para todas las exibiciones- y el aire acondicionado adecuado también fueron herramientas que se tuvieron en cuenta para esta nueva etapa del museo. “No hemos hecho foco sólo en lo estético sino que hemos querido preservar los materiales pero, además, que sea una muestra clara y didáctica”, comentó Agüero, quien resaltó el trabajo del personal del museo, compuesto por doce personas.

Acento en lo regional

La funcionaria del Ministerio de Cultura advirtió que se ha puesto acento en lo regional, es decir, en aquellos elementos que representan a Mendoza y la región, donde cada disciplina tiene su impronta local.

Por ejemplo, en el sector de los dinosaurios, la exposición corresponde a ejemplares hallados en la provincia. Aquí, se puede encontrar al Mendozasaurus encontrado en el sur provincial y rescatado por Bernardo González Riga, quien además colaboró con sus conocimientos paleontológicos para el resto de la muestra dedicada a esta disciplina.

“Para un niño es mucho más fácil acceder a algo exótico, correspondiente a cualquier parte del mundo, y por ahí no conoce a un quirquincho. Lo mismo ocurre con los saberes respecto de los Huarpes”, aseguró al tiempo que mostraba las canoas, canastos y redes de pesca que el museo posee y que proviene de las lagunas de Guanacache, cuando éstas tenían agua.

LEÉR MÁS  Ley de alquileres: ¿Las inmobiliarias las más perjudicadas?

También hay una parte dedicada al Camino del Inca -el Qhapaq ñan- que atraviesa nuestra provincia. Hay fotografías y réplicas de los elementos que acompañaban a la momia encontrada en la Cordillera de los Andes y que componían su ajuar.

“Este museo tiene información rigurosamente científica y brinda su material al visitante. Está estudiado pieza por pieza”, aseguró Agüero, añadiendo que también se ha incorporado un café para recibir a todos aquellos deportistas que también deseen visitar el museo.

La máquina del tiempo hecha en Mendoza

Carlos Tomba y Rodolfo Giro, ingenieros de la empresa mendocina Inamika Interactive, explicaron el funcionamiento de lo que es la innovación tecnológica más llamativa de la muestra, a la que podrán acceder los visitantes del Cornelio Moyano.

A partir de lentes de realidad virtual se recrea el paso de los dinosaurios mendocinos por estas tierras. De esta forma, a través de una experiencia interactiva, puede verse cómo eran estos gigantes prehistóricos y qué características tenía la fauna de nuestra provincia hace millones de años.

“No existen simuladores de este tipo en ningún lugar del mundo. Para prepararlo trabajamos al lado de un grupo de paleontólogos, de manera de hacerlo lo más real posible. Todo el entorno y los dinosaurios se ajustan a especificaciones técnicas”, dijeron los creadores.
Cuatro personas podrán hacer uso de este simulador interactivo, calificado como “full inmersivo” ya que da libertad a quienes lo usan para ver lo que deseen.

LEÉR MÁS  Les vendieron un pollo en mal estado y ahora deberán pagarles $600 mil

“El concepto es la máquina del tiempo a través de una animación gráfica. Ahora son los dinosaurios pero se va a poder visitar la época de los Huarpes, o del General San Martín. Ésta es una innovación hecha en Mendoza única en el mundo”, especificaron y agradeció al equipo de 12 programadores y diseñadores que participaron del proyecto.

Un mes más para Playas Serranas

Las míticas Playas Serranas del parque General San Martín volverán a tener su antiguo esplendor. Si bien hace casi un año que se prometió su reapertura, las obras estarán listas en un mes.

Las mismas están a cargo de la empresa Aleph y de los arquitectos Emanuel Fernández y Federico Cohen. “Tiene mucho que ver con el museo. Se busca vincular el edificio y la planta baja a las Playas Serranas, para que sea visitable”, indicaron los especialistas y añadieron que la intervención es simple: “Planteamos una senda que vaya junto al agua con una rampa que permite volver a la parte superior”.

También incorporaron un sector de arena para que no se pierda la idea del antiguo balneario. Tiene gradas y una plaza abierta para poder disfrutar del lago y de los espectáculos que allí suelen realizarse. Habrá césped, adoquines, riego por aspersión y bancos de madera convirtiéndolo todo en un gran anfiteatro abierto. Además, podrán verse juegos de agua e iluminación en el interior del lago.

Para tener en cuenta

El museo abre de martes a viernes de 9 a 19. En tanto, los sábados y domingos de 15 a 19.  La entrada es gratuita.

Fuente: Los Andes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here