Publicaron los resultados de Aprender por cada provincia

Los resultados fueron difundidos por el Ministerio de Educación de la Nación en la web oficial. Participaron 1,4 millones de alumnos de 30.000 escuelas públicas y privadas.

Las grandes desigualdades regionales en educación quedaron en evidencia al hacerse públicos los resultados del operativo Aprender por provincias, que revelan que más del doble de los alumnos del centro del país obtienen mejores resultados en matemáticas que en el norte.

Los resultados fueron difundidos por el Ministerio de Educación de la Nación a través del sitio web aprenderdatos.educación.gob.ar, donde cualquier persona puede acceder al desempeño que los estudiantes de los últimos años de los niveles primarios y secundario tuvieron en octubre pasado, en la prueba de la que participaron 1,4 millones de alumnos de 30.000 escuelas públicas y privadas.

La prueba Aprender sirvió, además, para evaluar el clima escolar, el acceso a las computadoras en la escuela, si existe o no discriminación, insultos o agresiones. También, los niveles de repitencia, que arrojaron un índice de 16,6 % de alumnos repitentes de un grado y de 8,5 de dos grados.

Si se toma el desempeño de matemáticas para los alumnos del último año del secundario, el 40% de los bonaerenses tuvo rendimientos por debajo del básico, frente al 60,17 y 59,55 de estudiantes de Catamarca y Chaco, pero la diferencia es más grande en los chicos que contestaron en forma satisfactoria a los exámenes.

La evaluación matemática da resultados muy bajos en Catamarca (12,7); Chaco (11,7); Santiago del Estero (14,1), La Rioja (14,6) y Formosa (12,4), frente a más elevados en Córdoba (39,3), Mendoza (30,5) y Buenos Aires (30,7%).

Pero si se toma a los alumnos que están en un contexto de alta vulnerabilidad, los resultados obtenidos en matemáticas aun presentan diferencias más amplias y también crecen los índices de chicos que están por debajo del nivel básico.

El 81,6% de los estudiantes con alta vulnerabilidad de todo el país tiene conocimientos por debajo del básico en matemáticas y sólo el 18,31 logró respuestas satisfactorias, y si se analiza provincia por provincia estos porcentajes aumentan.

En la de Buenos Aires, el 79,8% de los alumnos de alta vulnerabilidad socioeconómica tuvo malos resultados, en Mendoza el 74,7 y en Santa Fe el 65,5 %. Pero en Catamarca ese porcentaje se elevó al 94,02 y en el Chaco al 91,5.

Para definir los indices de vulnerabilidad el Ministerio de Educación tomó el nivel educativo y la ocupación del jefe de hogar, el hacinamiento y la calidad de la vivienda.

La brecha también se nota en Lengua, aunque de manera menos marcada que en Matemática. En Buenos Aires el 23,8% de los alumnos obtuvieron respuestas por debajo del básico, frente al 30,16 de Formosa; mientras que el 53,6 % de los estudiantes bonaerenses contestaron en forma satisfactoria, frente al 42,1 % de los formoseños.

En las evaluaciones complementarias al desempeño por materias, el 21,71% de los alumnos contestó haber sufrido violencia física o verbal en la escuela en el último mes y el 14,8% sólo verbal, mientras que casi el 50% contestó que se sintió discriminado alguna vez por los directivos o docentes de la escuela.

En tanto, si bien el 60% de los alumnos contestó que está contento en la escuela, el 50% dijo que se aburre. En tanto, el 51 % manifestó tener dificultades en las comunicaciones escritas; el 26%, haber escuchado o recibido burlas por su aspecto físico; y el 30% contestó que le cuesta prestar atención en clase.

El 66% de los alumnos está conectado al mundo digital desde los 10 años a través de celulares, tablets o netbooks, pero el 55,8% manifestó que nunca usó la computadora en la escuela y el 36,10 sólo a veces .

La secretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro, aseguró que “los ministros de las provincias tendrán a partir de hoy todos los datos de sus provincias y los directores de escuelas tendrán desde el lunes cómo fueron los resultados en su establecimiento para iniciar una autoevaluación institucional”.

En este aspecto remarcó que “a fin de año ya 12.000 escuelas hicieron una autoevaluación, mientras que 3.046 fueron identificadas como escuelas-faro.

Los alumnos de esos establecimientos son de alta vulnerabilidad y los que tuvieron las más bajas respuestas, y necesitan un apoyo en todo sentido desde el punto de vista de infraestructura, social para la población escolar, formación docente e institucional para la escuela”.

“Con estas escuelas trabajaremos con el Instituto de Formación Docente (Infod) para fortalecer las líneas de trabajo haciendo foco en matemática, lengua y gestión educativa”, agregó Duro, y detalló que se realizó “un enorme esfuerzo para tener listos los resultados ahora en mayo, aunque para el operativo Aprender de este año, que se efectuará el próximo octubre, los tendremos para marzo del 2018, cuando las escuelas empiecen su ciclo lectivo”.

Duro destacó, además, que “de acuerdo con la cantidad de respuestas, los datos no son representativos para las provincias de Santa Cruz, Neuquén y el sector público de la Ciudad de Buenos Aires, aunque esta merma no impactó en el resultado general”.

Indicó que “en Santa Cruz contestaron poco más del 30% y en Neuquén no llegó al 40, mientras que el sector público de la ciudad de Buenos Aires no superó el 50%, que es el mínimo que exigimos para tomar las respuestas como representativas”.

Precisó también que, a partir de estos resultados, desde la Secretaría de Evaluación se emitirán informes y documentos temáticos dirigidos a docentes y directores, entre otros, proponiendo distintas alternativas de solución a las problemáticas escolares.

 

 

Deja un comentario