”En la reunión que hemos tenido planteamos discrepancia con la medida. No es el momento de generar un conflicto cuando el mundo está teniendo grandes conflictos económicos y sociales, hay que afianzar la producción y apostar al país”, señaló el presidente de la filial de Federación Agraria en San Andrés de Giles, Pablo Díaz.

En diálogo con Télam, el dirigente pidió ”sentarse en mesa de negociación para llegar a buen puerto” y remarcó: ”Las medidas de fuerza no nos llevan a ningún lado”.

Afirmó que la prolongación de esta medida ”sería recesiva y generaría un corte en la cadena de pagos”, al tiempo que aclaró que ”los productores no corren los mayores riesgos, porque el cereal lo tienen, sino que corre riesgo la sociedad en su conjunto”.

Díaz afirmó que ”la medida está teniendo una repercusión muy relativa, ya que hay muchos compañeros que no están conformes porque no es el momento de generar una medida de fuerza, esto nos pondría al borde del abismo”.

”Nosotros, aparte de ser pequeños productores tenemos una fábrica de maquinaria agrícola, y el paro de 2008 por la (resolución) 125 nos costó practicamente la fábrica, se paró por completo el mercado y de 15 máquinas mensuales caímos a tres máquinas cada tres meses”, recordó.

Ahora ”nos estamos recuperando y desarrollando tecnología para sustituir importaciones, todo eso requiere un desembolso, y causar hoy un paro desaceleraría todo el comercio y nos llevaría a la quiebra”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here