Los malos hábitos alimentarios, el sedentarismo, los factores genéticos y metabólicos son algunas de las causas de la obesidad, que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un fenómeno creciente que genera enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en el mundo.

 

Un equipo encabezado por Luis Caro, jefe de Gastroenterología del Instituto Alexander Fleming, dio a conocer hoy el balón intragástrico como una nueva alternativa para combatir el sobrepeso y para aplicar en casos especiales de obesidad mórbida.

 

El balón intragástrico es un dispositivo de silicona suave que se coloca desinflado en el estómago por vía endoscópica, sin cirugía.

LEÉR MÁS  Desalojaron el Hospital Central por una amenaza de bomba

 

Posteriormente se rellena con solución líquida y se retira a los seis meses de colocado, período en el que, según los datos difundidos en la presentación, el paciente logra reducir entre 12 y 20 kilos.

 

Caro indicó que ”el principal beneficio del balón es que, una vez colocado en el estómago, permite al paciente reeducar su conducta alimentaria, reducir notablemente las porciones de alimentos e incorporar hábitos saludables”.

 

La colocación dura aproximadamente 30 minutos, no requiere días de internación y no es agresivo porque no modifica la estructura del estómago.

 

Para obtener éxito, los médicos consideran que es fundamental hacer un seguimiento adecuado del paciente, teniendo en cuenta que el tratamiento debe ir acompañado de una dieta nutritiva y equilibrada.

LEÉR MÁS  Ruta 7: un auto chocó a un camión, se incendió por completo y murió su conductor

 

El facultativo aclaró que ”el trabajo en equipo del gastroenterólogo y el endoscopista es fundamental a la hora de decidir la colocación del balón intragástrico, porque son quienes deben evaluar cada caso y supervisan todo el proceso, donde también es conveniente el aporte de nutricionistas, cardiólogos y psicólogos”.

 

Los especialistas aclararon que el nuevo método puede ser aplicado en pacientes mayores de 18 y menores de 60 años, con un índice de masa corporal de 26 a 35 y si tienen obesidad mórbida, esa medición debe ser mayor a 45.

LEÉR MÁS  Mendoza avanza en la construcción de la represa Portezuelo del Viento

 

También, puede ser aplicado a mujeres que tengan que perder peso para buscar un embarazo y a quienes se les dificulta por sus condiciones clínicas, la posibilidad de realizarse una cirugía para bajar de peso.

 

Caro destacó que en los pacientes que fue aplicado el balón se observó que registran ”una sensación de plenitud o saciedad” con el consumo de porciones más chicas.

 

Para el médico, el balón es una de las nuevas alternativas efectivas en el corto plazo, porque ”no es invasiva y no requiere de cirugía ni internación”.

 

(Télam)

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here