Según la agencia de noticias Interfax, citada por DPA, el director de Roskomos, Anatoli Perminov, aseguró que la tripulación del Soyuz no corre ningún peligro.

 

Los dos cosmonautas rusos y la astronauta estadounidense recibieron instrucciones para regresar a la ISS, situada a una altura de 350 kilómetros de la Tierra.

LEÉR MÁS  Nuevo parte oficial por el submarino desaparecido

 

Es la primera vez en la historia de la ISS que una cápsula Soyuz no ha podido desacoplarse del complejo orbital según estaba previsto.

 

El Soyuz con sus tres tripulantes -Alexander Skvorzov, Mijail Konriyenko y Tracy Caldwell Dyson- debió haberse desacoplado a las 01.35 GMT (22.35 del jueves en la Argentina).

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

 

Sin embargo, por causas que aún se desconocen, el gancho que conecta el Soyuz con la ISS no se soltó.

 

Los dos cosmonautas rusos y la astronauta estadounidense se encontraban en la ISS desde principios de abril para realizar numerosos experimentos científicos.

 

Para el 10 de octubre está previsto el acoplamiento a la ISS de una cápsula Soyuz con los cosmonautas Oleg Skripochka y Alexander Kaleri, y el astronauta estadounidense Scott Kelly.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here