Porque el agua es el medio ideal para dar a luz ya que facilita la transición del recién nacido desde el seno materno hacia el mundo exterior. Porque el agua caliente hace las veces de ”analgésico natural” para la mujer y ayuda a relajar los músculos del piso pélvico favoreciendo la dilatación. Porque el padre también se beneficia enormemente, ya que es respetado como otro protagonista fundamental de lo que está sucediendo. Con esos argumentos, quienes eligen el parto en el agua justifican una decisión que muchos critican.

Pero más allá de las diversas opiniones sobre el tema, lo cierto es que la tendencia de parir en el agua crece entre las parejas jóvenes.

Entre sus razones, además, figura que en un parto medicalizado la madre no tiene elección de posición, forzosamente se le administra suero y casi ninguna elude la episiotomía -el corte que suele hacerse para agrandar la abertura vaginal y facilitar el parto.

Sin embargo, todavía hay muchas miradas sobre el momento del nacimiento. En el marco de la Semana Internacional del Parto Respetado, una encuesta impulsada por un grupo de profesionales que apoyan a la mujer en situación de embarazo y crianza, y que fue declarada de interés por el Ministerio de Salud de la Nación, reveló que ”7 de cada 10 argentinos cree que las mujeres tienen derecho a elegir una cesárea aun sin recomendación médica”.

Los resultados de la investigación serán presentados hoy, entre otras ponencias, en la Jornada de Parto Respetado, organizada en forma conjunta por el Ministerio de Salud de la Nación, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la Academia Nacional de Medicina.

Unas mil personas mayores de 16 años participaron de la encuesta que hizo Voices! en todo el país. La iniciativa fue liderada por Mujer Integra, una organización dedicada al bienestar de la familia y por Victoria Segui, una profesional independiente dedicada al acompañamiento de la mujer embarazada y su pareja.

LEÉR MÁS  Relato desesperado de dos tandilenses luchando contra un tornado

Algunos de los resultados de la encuesta arrojaron que:

 En un contexto donde prima la percepción de que las cesáreas están en aumento en el país y de que esta tendencia seguirá en alza en los próximos diez años, 8 de cada 10 argentinos cree que es importante promover el parto natural y concientizar acerca de los riesgos de las intervenciones quirúrgicas.

– El parto natural está asociado a una mejor recuperación de la madre, y favorece la conexión entre la mujer y el hijo, así como también propicia la lactancia. Sin embargo, existen opiniones divididas acerca de qué es lo mejor para el bebé: un 39% cree que nacer por cesárea o parto natural es lo mismo para el niño, mientras que un 42% cree lo contrario.

– La cesárea es vista como una operación que salva vidas, aunque prima la idea de que, a veces, en la Argentina se realiza sin necesidad médica. Es fuerte la asociación de este método a un menor sufrimiento de la madre.

– Los argentinos afirman que las mujeres tienen derecho a elegir cesárea aunque no haya necesidad médica (un 67% así lo afirma). Esta opinión es mayoritaria en todos los segmentos sociodemográficos y crece en el caso de las personas de edad media, los niveles económicos altos y medios y en las mujeres en general.

7 de cada 10 argentinos cree que las mujeres tienen derecho a elegir una cesárea aun sin recomendación médica

– Cerca de la mitad de los argentinos sostiene que ellas prefieren el parto natural (46%), mientras que algo más de un cuarto considera que prefieren la cesárea (27%), un 15% señala que depende y un 11% no sabe/ no contesta. Cuando se les preguntó acerca de las razones de preferencia de cada método la cesárea aparece relacionada con menor dolor para la madre y el parto natural con una recuperación más rápida.

LEÉR MÁS  La justicia evalúa que el submarino no sea hallado nunca más

Para concluir, Constanza Cilley, directora ejecutiva de la consultora y encargada de la investigación aportó lo que -para ella- resultó uno de de los hallazgos más relevantes: ”Al indagar acerca de las preferencias por un método u otro, se vio marcadamente que están focalizados en beneficios relacionados con las madres (menos dolor en el caso de la cesárea, mejor recuperación para el parto natural) y no con el recién nacido. Resulta importante trabajar en brindar información a las familias acerca del impacto de uno y otro método en el bebé, elemento que es indispensable tener en cuenta en la ecuación, ya que al momento que alguien pare, alguien nace”.

A lo que Segui agregó: ”Es importante que la mujer pueda confiar en su propia fisiología y su capacidad de dar a luz. El desconocimiento de los beneficios, tanto para ella como para el bebé, naturalizan la cesárea cuando esta debería ser un recurso ante situaciones específicas”.

De qué hablamos cuando hablamos de parto respetado

En la Argentina, en 2004 se promulgó la ”Ley de parto humanizado” N° 25.929 y su reglamentación por decreto N° 2035/2015, garantiza el respeto en todo el proceso, y a la familia en sus particularidades, es decir, raza, religión, nacionalidad.

El Ministerio de Salud de la Nación, resumió que ”el término parto respetado o parto humanizado hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres y los niños y niñas en el momento del nacimiento”.

LEÉR MÁS  Pronóstico: toda la semana con altas temperaturas

El proceso del trabajo de parto y nacimiento es diferente en cada mujer y con cada bebé, tanto en los aspectos físicos como emocionales, como en su desarrollo temporal. En este sentido, la madre tiene derecho a estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto y parto.

La madre tiene derecho a estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el parto

”El acompañamiento y apoyo en la asistencia en el parto reporta múltiples beneficios para gestante y su pareja durante el proceso del nacimiento”, explicó la licenciada obstétrica Silvina Sonaglioni, presidente del Distrito IV del Colegio de Obstétricas de la Provincia de Buenos Aires (COPBA), y vicepresidente del Consejo Superior del COPBA. Además, agregó que ”el mejor acompañante para la mujer no es más que aquel que ella haya elegido y consensuado esa decisión con este”.

Sonaglioni manifestó que ”las figuras que acompañan a la mujer a parir son diversas, y pueden ser la pareja, la madre, una amiga y por supuesto no debe olvidarse del acompañamiento del personal sanitario, en especial el de la partera”. En este sentido, explicó que ”el papel de la partera/o, va más allá del conocimiento técnico; ella/el facilita a la pareja en su conjunto una serie de cuidados en los que ambos son protagonistas. Las/os obstétricas/os son responsables de darle las medidas adecuadas de seguridad y bienestar”.

Además, en el parto respetado, la madre tiene derecho a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto, y a participar activamente en las decisiones; a ser tratada con respeto y de modo individual y personalizado que le garantice la intimidad durante el proceso asistencial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here