De acuerdo a los resultados de esta investigación, para los alumnos y docentes es normal faltar a la escuela cinco veces en un mes, lo que representaría una semana entera sin clases.

 

Estos datos fueron revelados por el Observatorio de la Educación Básica Argentina, elaborado por primera vez de manera conjunta entre la Universidad de Buenos Aires, el Centro de Estudios en Políticas Públicas, el Banco Santander Río y el Ministerio de Educación de la Nación.

 

Uno de los principales problemas que experimenta la educación argentina, tanto a nivel primario y secundario, es el ausentismo de docentes y alumnos y las ”horas libres”. De acuerdo al estudio, existe 2,88 horas por semana sin clases, lo que totalizan casi 20 días por año.

LEÉR MÁS  5 de cada 10 alumnos abandonan la secundaria

 

En la investigación se consultó a los estudiantes sobre la cantidad de faltas por mes de los docentes que llaman la atención, es decir, qué cantidad son aceptadas como ”normales”. Sorpresivamente, lo común sería cinco ausencias mensuales, lo que representa una semana entera.

 

En el caso de los maestros y profesores, también reconocieron que les parece ”normal” que un alumno falte cinco veces en un mes y esto no implicaría ninguna acción específica para dar seguimiento al alumno.

LEÉR MÁS  Se incrementan los radares viales en distintas zonas

 

El 66% de lo estudiantes de los alumnos de las escuelas primaria, tienen un promedio de hasta tres faltas mensuales, mientras que en las secundarias alcanza el 64%. En promedio, hay 2,61 inasistencias por alumno por mes en el nivel primario.

 

El rector de la Universidad de Buenos Aires, Rubén Hallú, explicó que con esta investigación se trata de saber qué es lo que está pasando en la educación básica argentina, ”porque de ahí provienen los alumnos”, dijo.

LEÉR MÁS  Se incrementan los radares viales en distintas zonas

 

En general, los directivos y preceptores perciben que los aspectos consultados (aprendizaje, trato de los alumnos con los adultos, disciplina en la institución, entre otros) se mantienen estables o mejorando, tanto en el nivel primario como en el secundario.

 

Para el estudio se realizaron encuestas a 571 directores, 915 docentes y 325 preceptores, en un muestreo armado por la Diniece (Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa) para representar al mapa educativo argentino, de escuelas públicas y privadas.

Infobae

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here