Dos empresas frutícolas que operan en la provincia de Río Negro despidieron a unos 154 trabajadores que cobrarán la correspondiente indemnización, en medio de la crisis de mercado que afecta al sector desde principios de año, informa NA.

Las empresas frutícolas de la Patagonia atraviesan una crisis por falta de rentabilidad, con ingresos que no alcanzan ni siquiera para cubrir los costos de producción, luego de un 2015 agravado por las tormentas de granizo.

La compañía Expofrut, líder en producción, empaque y comercialización de frutas y hortalizas frescas, decidió despedir a unos 109 operarios y comunicó al Sindicato de la Fruta que no tomaran más personal.

Expofrut inició sus actividades en 1971 en la privilegiada zona del Valle de Río Negro y Neuquén y desde allí inició una etapa de crecimiento, en primer lugar dentro del territorio argentino y luego a Brasil y Costa Rica.

Esta firma produce, empaca y comercializa hortalizas, frutas de pepita, carozo y cítricos en la Patagonia, Cuyo, Mesopotamia y Noroeste Argentino, mientras que los frutos tropicales son producidos y comercializados en el exterior.

El secretario general del gremio del empaque, Rodrigo Malaspina, confirmó las cesantías y precisó que los despidos en Expofrut afectaron a los trabajadores que se desempeñaban en la Lamarque, en el departamento Avellaneda.

”Los responsables del empaque informaron los despidos con indemnización responden a que no habrá en la campaña actual tanta fruta como años anteriores. Lamentablemente esto es así y no queda otra que aceptar”, dijo Malaspina.

Expofrut viene en crisis desde hace varios meses dado que ya había cerró la empacadora que tenía en la ciudad de Cipolletti y en su planta de General Roca hizo una reducción en la planta permanente de trabajadores.

Desde la empresa señalaron que la intención corporativa es seguir trabajando con los 340 empleados que quedaron en planta permanente y realizar una profunda reestructuración de aquí a los próximos tres años.

La compañía Salentein Fruit, ubicada en la localidad de Chimpay, optó por cerrar sus puertas y despedir a sus 45 empleados a los que ya les abonó la indemnización que fija la ley.

”Ya cobraron su correspondiente indemnización”, dijo Malaspina al Diario de Río Negro y precisó que otra empresa en conflicto es Cerezas Argentinas, donde no se estaban ”dando las condiciones laborales” optimas.

Salentein Fruits, parte del conglomerado del Grupo Salentein en el país, está terminando de cerrar sus operaciones en la región del Valle Medio rionegrino después de que hace dos años vendiera su planta en Guerrico junto con cientos de hectáreas que pasaron a manos de la firma Kleppe.

”La temporada (de producción) se muestra complicada, pero hasta el momento no hay signos de que otros galpones (empresas) de la región tomen la determinación de Expofrut”, dijo el secretario general del sindicato. Fuente: NA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here