Baggio: su planta en Chivilcoy, inaugurada en marzo de 2015, con la intención de triturar y envasar 80 millones de kilos de tomate por año y emplear a 70 personas, además de aprovechar los cultivos de 1.750 hectáreas de productores medianos y pequeños. Hoy Baggio importa la pulpa desde países limítrofes, lo que implica $321 millones menos, sólo para los productores.

Frusi Argentina, empresa que en 2006 invirtió en El Divisadero en la compra y plantación de 800 hectáreas de almendros. “La cooperativa eléctrica hizo una gran obra para llevar electricidad al lugar e hicimos un barrio para 70 personas, y hoy eso le pertenece a un banco y no hay trabajo.
Olivícola Olivi, de Palmira, que cerró la fábrica de aceite
La Campagnola realizó una drástica reducción de personal, todo esto en los últimos meses.
Desde el sector, dicen que se han perdido cientos de puestos de trabajo. Son entre 500 y 600, además de los que se han caído en el comercio.
LEÉR MÁS  La pareja de un tripulante mendocino: “Me quedo sin esperanzas”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here