Policía que hirió al empresario: ¿fue un error o quiso matarlo?

Al efectivo que abatió a un ladrón en una estación de servicios de Godoy Cruz puede complicarlo la declaración del cliente baleado.

A la espera de que se produzca un importante cúmulo de pruebas en la investigación que se abrió contra el policía que abatió a un ladrón y luego hirió a un empresario en una estación de servicios de Godoy Cruz, no se descarta que la situación del uniformado pueda desembocar en la imputación de un grave delito: tentativa de homicidio. Pero esta no es la única hipótesis de la investigación; también se hablaba de un error policial o de un “accidente”.

Por lo pronto, mientras el empresario gastronómico Luciano Franchetti (40) se recupera en el hospital Central del balazo que le dañó un brazo, el tórax y el hígado, la Unidad Fiscal de Homicidios espera poder tomarle declaración para luego decidir si imputa al auxiliar primero J. F., un efectivo de 32 años, con cinco de antigüedad en la Fuerza.

Si bien en principio se habla de un homicidio agravado por arma de fuego, por la muerte del presunto ladrón Juan Matías Ponce (27), fuentes consultadas por Los Andes no descartan que pueda hablarse de un homicidio en ocasión de robo o bien de un homicidio en exceso de legítima defensa, ya que Ponce no estaba armado.

LEÉR MÁS  Los nombres que asoman como precandidatos a diputados nacionales por Mendoza

En relación a Franchetti, ayer en Tribunales se hablaba de que podría tratarse de una “tentativa de homicidio” y no un caso de “lesiones graves”.

“Hay que analizar todos los elementos, pero si el policía le disparó al empresario porque el hombre se quiso escapar para proteger su vida, estaríamos ante una tentativa de homicidio. La intención de disparar sólo puede ser una: matarlo”, explicaron.

En esta hipótesis se habla de una suerte de mala praxis policial porque el efectivo “dominaba toda la situación; era un error evitable; hay dolo”.

¿Error o accidente?
En cambio, la otra hipótesis es que el auxiliar de la Policía quiso defenderse. “En principio, todo estaría indicando que habría actuado en legítima defensa, pero hay que investigar todos los pormenores”, afirmó ayer el director de la Inspección General de Seguridad (IGS), Marcelo Puertas. El funcionario explicó que se ha abierto un expediente sobre el caso, que podría transformarse en un sumario.

“Es posible que lo haya confundido con un cómplice (a Franchetti). Ante la inminencia de un asalto, (el policía) corre presuroso al lugar de los hechos, arma en mano, se abalanza sobre el delincuente y hay un herido. Los proyectiles provienen de la misma arma, no se sabe si el disparo que sufrió la otra persona (Franchetti) fue directo o por un rebote”, explicó Puertas al ser entrevistado por Radio Nacional.

LEÉR MÁS  Vaca Muerta en Mendoza: comienza la explotación con la instalación de un parque industrial

Según sus declaraciones, el director de la IGS no descarta que el policía cometiera un error (al confundir al empresario con un ladrón) o bien que el disparo haya sido accidental (la bala rebotó y le dio a Franchetti).

A sala común
Tanto la fiscalía de Homicidios como la IGS han tomado el mismo camino: esperar a que Franchetti se recupere y declare.

Ayer la salud de herido evolucionaba favorablemente y los médicos del Central decidieron pasarlo a sala común ya que estaba “lucido” y respondiendo “muy bien” a los tratamientos recibidos, según explicaron los profesionales.

El caso: asalto, corridas y disparos
El domingo por la noche, Juan Matías Ponce (27) ingresó con la idea de robar al minimarket de la estación de servicios ubicada en el cruce de Acceso Sur y Rawson.

Ponce habría amenazado al empleado, simulando tener un arma oculta en el abrigo. El empleado decidió salir del local por la puerta trasera que da a la estación de GNC y alertó al policía que custodiaba el lugar. El efectivo disparó, abatió al asaltante e hirió al empresario Luciano Franchetti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here