Mendoza amaneció impactada por el terrible caso de una nena de 10 años que quedó embarazada producto de una violación. Tiene 8 meses de gestación y fue internada en el Hospital Notti. Sus padres, aparentemente no sabían nada, y la llevaron al nosocomio porque “le dolía la panza”. En el caso está imputado un tío de la menor de 23 años que vivía con ella. A raíz de este hecho, el debate se instaló acerca de cómo proceder con una menor en estas circunstancias, en función de lo que contempla la ley y de lo avanzado que está el embarazo.

Sobre esto, Diario Somos, habló con Ramiro Villalba miembro del directorio del Colegio de Abogados, especialista en ciencias penales de la Universidad de Mendoza y ex presidente de la Comisión de Derecho Penal quien expresó que si se observa literalmente la ley, este tipo de casos no contempla la posibilidad de un aborto no punible.

“El artículo que regula el aborto es el 86 del Código Penal y establece que hay dos clases de abortos autorizados: uno cuando está en riesgo la vida de la mujer, en el cual no importa la edad ni el estado mental de la misma y otro supuesto cuando la mujer tiene problemas de salud mental. Si nos ponemos a hilar en la literalidad de la ley, no contempla el caso de menor violado”, informó el especialista.
“En el derecho penal hay un apego muy estricto a la letra de la ley, si lo lees con precisión no está previsto este caso de una menor que no es ni idiota ni demente, no tiene problemas de salud mental, es decir que no es incapaz por ello. La incapacidad de ella radica solamente en que es menor, no tiene la edad suficiente para discernir”, explicó el especialista.

“El juez que intervenga va a decidir si va a aplicar por analogía el caso a los menores que son igual de incapaces como idiotas y dementes o si se va a apegar al estricto texto de la ley”, agregó.

Además confirmó lo dicho por el procurador de la Corte Suprema respecto de que un médico podría alegar “objeción de conciencia” si tuviera que intervenir a la menor. “Un médico puede alegar objeción de conciencia, porque puede invocar que no es uno de los casos previstos por el código penal”, dijo Villalba.

“Si el inciso 1 no está en juego, podría discutirse el inciso 2 según el juez, que debería pronunciarse en las últimas horas”, finalizó.

Por su parte desde el Ministerio de Salud informaron que no están autorizados por la justicia a pronunciarse sobre el caso por lo que esperarán el dictamen. La polémica reside sobre todo en el hecho de que el embarazo ya tiene 8 meses de gestación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here