Eran casi las 3 de la mañana, y los que aún seguían en la plaza esperaban la aparición de Peteco Carabajal, la figura estelar de la sexta luna coscoína.

Se hizo un silencio y la sorpresa fue gigante cuando empezó a sonar una guitarra en la tribuna.

El cantante santiagueño sorprendió empezando los primeros acordes de “Disculpe” entre la gente, que aún conmovida se puso a cantar, aplaudir y bailar contenta por tener semejante regalo después de una larga espera.

LEÉR MÁS  Cuidacoches protestan frente a la Municipalidad de Mendoza

Comenzó una lenta caminata del cantor y su guitarra mientras sonaba “El arriero”, un clásico del folclore nacional. Cientos de espectadores filmaban con sus teléfonos a corta distancia de Peteco, que empezó a experimentar problemas de sonido cuando fue rodeado por sus fanáticos.

Interpretó además, entre otros temas, ”Si se calla el cantor” y “Canción con todos”, acompañado por el coro del público en todo momento.

LEÉR MÁS  Un bebé está internado con meningitis y denunciaron a los padres por no vacunarlo

Desde la organización del festival explicaron a Cadena 3 que los cortes se produjeron por la gran cantidad de gente y teléfonos que interferían con la señal del micrófono inalámbrico. Ariel Martí, el encargado de sonido, subrayó que Peteco utilizó micrófonos propios y no los que le ofrecieron desde la parte técnica de la comisión.

Con el correr de los minutos, el cantante se fue acercando al escenario para terminar su presentación desde el lugar tradicional.

LEÉR MÁS  Fueron papás, murió su bebé y donaron los órganos para salvar a los hijos de otros

Quienes estuvieron cerca de Peteco cuando empezó su show, seguramente se llevaron recuerdos imborrables de la plaza Próspero Molina.

El resto comenzó a disfrutar cuando se solucionaron los problemas de sonido, pero la alegría por tener al artista entre el público sin dudas fue de todos los presentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here