Tras llegar este domingo a Cagliari, capital de la isla italiana de Cerdeña, y escuchar a tres víctimas de la crisis (un parado, un pastor y una empresaria) que se quejaban de que la falta de trabajo les está robando la esperanza, el papa Francisco decidió saltarse el discurso oficial que tenía preparado, informó Reuters.

”Perdonad si estas palabras son un poco fuertes, pero digo la verdad: la falta de trabajo te lleva a sentirte sin dignidad. ¡Donde no hay trabajo no hay dignidad! Y esta tragedia es la consecuencia de un sistema que idolatra a un dios llamado dinero”, declaró el pontífice.

LEÉR MÁS  Relato desesperado de dos tandilenses luchando contra un tornado

Durante una misa celebrada ante más de 300.000 personas fuera de la catedral de Cagliari, el papa atacó al capitalismo por ser el causante de un gran sufrimiento y afirmó que ”hombres y mujeres tienen que estar en el centro” del sistema económico.

”El actual sistema económico nos está llevando a una tragedia. Vivimos las consecuencias de una decisión mundial, de un sistema económico que idolatra a un dios llamado dinero”, aseguró Jorge Mario Bergoglio.
Los ancianos están siendo víctimas de una eutanasia encubierta

LEÉR MÁS  Pronóstico: toda la semana con altas temperaturas

Asimismo, el papa afirmó que la globalización ha traído consigo una cultura en la que los más débiles de la sociedad son quienes más sufren: los marginados, los colectivos en riesgo de exclusión y los ancianos, quienes, en su opinión, ”están siendo víctimas de una eutanasia encubierta”, condenados al abandono por ser considerados ”improductivos”.

LEÉR MÁS  La justicia evalúa que el submarino no sea hallado nunca más

”Para defender la cultura económica, se ha instalado una cultura de usar y tirar. Nos deshacemos de los ancianos y de los jóvenes. Tenemos que decir ‘no’ a esta cultura de usar y tirar. Lo que queremos es un sistema justo que ayude a todos”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here