Palmares Open Mall tomó la decisión de restringir el ingreso a su shopping a menores de 18 años solos y abrió la polémica. Si bien algunos mendocinos se expresaron en contra de la medida por considerarla discriminatoria, los propios comerciantes del lugar están conformes con el “freno a los chicos”.

Así, a menos de 48 horas de que la medida comenzara a regir oficialmente ya comenzaron a verse los primeros efectos: durante el mediodía del feriado por Viernes Santo se pudo observar nula presencia adolescente en Palmares y en sus alrededores.

En tanto, tras un recorrido por los locales comerciales del centro comercial y breves charlas con sus encargados SITIO ANDINO pudo comprobar que, en su totalidad, están conformes con la iniciativa y no creen que las ventas vayan a descender.

LEÉR MÁS  Temporada de verano: los posibles cambios que evalúan aplicar en el cruce a Chile

“No estamos en contra de que vengan chicos, le ponen alegría al lugar, pero si había que ponerles un freno. Todos los fines de semana cuando llegaba a mi local me encontraba con basura tirada, cajas de hamburguesas, botellas, vasos, etcétera”, comentó la dueña de uno de los locales que se

En tanto, en los locales de venta de “fast food”, los más frecuentados por los adolescentes, reconocieron que durante la noche del jueves y las primeras horas del viernes la cantidad de jóvenes que se acercaron a comer disminuyó notablemente, aunque prefirieron no opinar sobre la decisión de la gerencia de Palmares.

Finalmente, los guardias de seguridad de Palmares consultados por este medio indicaron que en lo que lleva en marcha la medida no han tenido que interceder ante adolescentes rebeldes. “Los chicos han entendido que este es un local de compras, no de ocio”, aseveraron.

LEÉR MÁS  Apuestan al mejor clima para intensificar los rastrillajes del submarino

encuentran en el cantero central del pasillo principal de Palmares.

“Lejos de caer las ventas, creo que van a crecer con esta medida. Los adolescentes se tiraban en la puerta de los locales y muchos potenciales clientes no se acercaban por ellos. Ahora los pasillos están transitables y hay más paz para comprar y vender”, agregó uno de los empleados de un conocido local de ropa, quien pidió reservar su nombre.

Además, desde una de las jugueterías que se ubica frente a los cines del Mall tampoco se lamentaron por la prohibición para los menores. “En general los que nos compran son chicos de entre 2 y 10 años que vienen siempre con sus padres. El problema son los de entre 14 y 17, que vienen a Palmares a hacer sociales y no consumen ni compran nada”, añadieron.

LEÉR MÁS  Partió el Skandi Patagonia, la gran esperanza para encontrar el ARA San Juan

Por su parte, los clientes de los bares que se ubican en los patios del centro comercial también apoyaron la medida. “Entiendo que no es una prohibición, porque pueden venir, es sólo una restricción y me parece perfecto. Los padres tienen que hacerse cargo de los hijos, no pueden dejarlos toda la tarde acá para que los cuiden como si fuera un club”, comentó Roberto, uno de los clientes que degustaba un café con su pareja.

Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here