Hugo Moyano suma más problemas con la empresa OCA. La idea de privatizar el correo oficial para poder restarle algo de competencia refleja la preocupación del sindicalista por la suerte del correo privado más grande del país, que tiene 7000 empleados afiliados al gremio camionero y está jaqueado por las deudas.
Sin ir más lejos, horas después de un encuentro con Mauricio Macri, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) presentó una nueva denuncia penal en contra de OCA y de su dueño formal, Patricio Farcuh, por la retención de impuestos de terceros.
Según indica el diario La Nación, el organismo fiscal que dirige Alberto Abad le reclama a OCA y a Farcuh retenciones no ingresadas o depositadas fuera del término legal correspondientes a Ganancias e IVA de agosto y septiembre de este año.
Además denuncia la retención de aportes correspondientes al personal en relación de dependencia de mayo, junio, julio, agosto y septiembre.
La AFIP cree que Farcuh, dueño del Grupo Rhuo -que además de OCA abarca a empresas como Guía Laboral, Pertenecer y Oxford Partners, entre otras-, se habría valido del dinero de impuestos que retuvo a empleados y proveedores para financiar el crecimiento de su empresa.
Serían, según la demanda, $ 91,2 millones por la apropiación indebida de Ganancias e IVA y unos $ 116,7 millones, por no haber hecho los aportes relativos al Régimen de Seguridad Social. Pero en la AFIP estiman que la deuda exigible a OCA por la retención de impuestos de terceros superaría los $ 1000 millones.
Lo que también es público es que OCA hace meses que tiene una situación financiera insostenible. Esto habría llevado a que el gremio de Camioneros -con el que Farcuh supo tener un estrecho vínculo, sobre todo, a través del secretario adjunto del sindicato, Pablo Moyano- virtualmente tomara las riendas de la gestión del correo privado. Para ello se estaría valiendo del asesoramiento de Alfredo Romero, ex dueño de la empresa y hombre cercano a Héctor Colella.
Así las cosas, el destino de OCA es incierto. Tanto Moyano como Macri habrían convenido durante su reunión la semana pasada -la tercera que mantienen en los últimos meses- buscar alternativas para evitar la quiebra de la compañía y así resguardar los 7000 puestos de trabajo directos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here